pulmones

Si fumas habitualmente o sufres de algún problema en tus pulmones, como es de esperar, querrás tenerlos en mejor estado. Afortunadamente, la sabia naturaleza ha puesto a tu alcance algunos elementos que pueden resultar muy satisfactorios para este fin. Conócelos en este artículo.

Los pulmones son un órgano que, obviamente, se encarga de sintetizar todo lo que respiramos. Algunos fuman, otros están expuestos a ciudades con mucha contaminación y también hay personas que sienten que sus pulmones están «sucios», lo que les provoca dolores y dificulta la respiración. Pero puedes purificarlos y limpiarlos, llevando adelante algunos consejos.

Toma nota de estos remedios y sugerencias para limpiar tus pulmones, purificarlos y mantenerlos libres de impurezas:

  • Uno de los remedios más comunes para purificar tus pulmones es hacerte baños o inhalaciones de vapor. Estos pueden resultar bastante buenos para dicho fin, permitiendo además, expulsar flemas y cualquier otro material «inútil», que se encuentre en los mismos. Simplemente con agua hirviendo, respirando y tapándote la cabeza con una toalla, como formando una carpa, lo lograrás. Y mucho mejor si añades alguna hierba como el eucalipto.
  • También suele ser bastante empleado para mejorar el funcionamiento pulmonar el aloe vera o sábila, del cual puedes tomar zumo en extracto de la planta, durante un mes, consumiendo dos cucharadas al día.
  • Debes tener en cuenta también tu alimentación, siendo este un punto clave. Es fundamental consumir un cítrico al día, consumir nueces, alga espirulina, alfalfa, jengibre, dos litros de agua al día y té de kombucha, entre otras cosas.
  • Si fumas deberás dejar de hacerlo de inmediato. Para ello puedes recurrir a nuestra sección de remedios y trucos para dejar de fumar, dónde encontrarás cientos de sugerencias que te vendrán de perillas en pos de diicho objetivo.
  • En cambio, si quieres aliviar tus síntomas respiratorios naturalmente, echa mano de alguno de los muchos remedios naturales para los pulmones que existen. Te aliviarán de molestias en un abrir y cerrar de ojos. Muchos de ellos son casi mágicos para despejar las vías aéreas. Tal es el caso del nunca del todo bien ponderado eucalipto. No dejes de tenerlo en cuenta, si quieres que tus pulmones respiren mucho mejor.
  • Para los problemas respiratorios propios de la temporada invernal, existen remedios específicos que te aliviarán de cada uno de esos molestos cuadros:
    • Si de gripe se trata, un té de jengibre nunca falla. Prepáralo agregando a una taza de agua hirviend, dos cucharaditas de jengibre fresco rallado. Deja reposar unos minutos. Cuela, añade miel y limón al gusto y bebe inmediatamente. ¡Es sensacional!
    • Para las molestas congestiones nasales, las inhalaciones con menta o eucalipto son insuperables. Si te preparas una infusión inhala sus vapores antes de beberla y obtendrás un doble beneficio.
    • Y si la tos no te deja en paz, puedes recurrir a un jarabe casero de cebolla. Es muy fácil de preparar y super efectivo. Simplemente, pon una cebolla en trozos en una olla, con dos cucharadas de miel de abeja y lleva a baño maría durante dos horas. Toma una cucharadita de este jarabe cada vez que la tos te vuelva a atacar.