perro

Los tips para cuidarlos de las altas temperaturas.

Los perros, y también los gatos son tanto, o más, sensibles a las altas temperaturas que las personas. Y, por lo tanto, si los dueños no toman precauciones adecuadas los animales pueden sufrir peligrosos –y hasta mortales- golpes de calor.
Como los perros y gatos no transpiran, no regulan la temperatura de su cuerpo del mismo modo en que lo hacen los humanos. Por eso jadean para perder el calor, pero a veces esto no es suficiente.
¿CÓMO DARSE CUENTA? 
Cuando los perros sufren golpes de calor pueden presentar diferentes SINTOMAS: mucosas rojizas, temperatura elevada, jadeo excesivo, pérdida de conciencia, diarrea, vómitos, falta de apetito, decaimiento, tambaleos y hasta convulsiones.
¿QUÉ HACER? 
Si presenta alguno de estos síntomas o lo ves perezoso, sin ganas de moverse, inestable, con respiración rápida o costosa, lo primero que tenés que hacer es llamar al veterinario de confianza.
Es muy importante que mientras llega el profesional, se le dé agua fresca o cubitos de hielo, se le moje la cara, la nuca y se le coloque compresas frías en axilas e ingle.
¿CÓMO PREVENIR UN GOLPE DE CALOR?
* Durante el verano NO es aconsejable llevarlo a correr, ni sacarlo a pasear durante el horario del mediodía.
* No olvidar darle agua fresca y limpia, en abundancia.
* Si lo ves muy acalorado, MOJALO con agua a temperatura ambiente.
* Darle de comer a la tardecita, cuando baja la temperatura.
* No dejarlo en lugares expuestos al sol o en ambientes pequeños, si son muy calurosos.
* Si el animal está en el jardín, prever espacios con sombra.