tacones altos

Una investigación realizada en la Universidad de Iowa, en Estados Unidos, revela que usar zapatos de tacón alto puede provocar artrosis y otros daños en las articulaciones. Los resultados serán presentados en la próxima reunión de la Sociedad Americana de Biomecánica.

Para el estudio se seleccionaron zapatos de tres alturas diferentes – planos, de 5 centímetros y de 8 centímetros – con los que tuvieron que caminar un total de 15 mujeres. Usando sensores, acelerómetros y cámaras de medición los expertos pudieron analizar las fuerzas que actúan sobre la articulación de la rodilla y las fuerzas que intervienen al caminar.

De este modo observaron que el tacón determinaba algunas características de sus andares, más lentos y con zancadas más cortas a medida que aumentaba la altura. También se registró una mayor compresión de la rodilla al usar los tacones más altos. «Esto significa que el uso prolongado y caminar con tacones podría, con el tiempo, contribuir al deterioro de las articulaciones y provocar una artrosis de rodilla», ha explicado Danielle Barkema. Además, este calzado puede también crear distensiones en la parte baja de la espalda.