Entrada Tinogasta

Los dos accesos y salidas de la cuidad de Tinogasta no tienen controles policiales desde hace casi un año, por la escasez de personal uniformado, según explicaron autoridades de la fuerza.
La situación preocupa,  no solo por el hecho de que empelados municipales necesitan apoyo uniformado cuando hacen sus controles, sino también por el intenso flujo turístico que llega al departamento y por el tránsito desde y hacia el Paso de San Francisco.
Tanto por ruta nacional 60 como por la provincial 3, desde hace más de 10 meses en ambos accesos a la ciudad de Tinogasta, se entra y sale libremente.
Continúan sin presencia de efectivos policiales los puestos de ingreso en los controles camineros de ruta nacional N° 60 y ruta provincial N° 3.
En ambos casos desde hace más de diez meses, y el motivo principal es la carencia de personal. Según fuentes de la Unidad Regional N° 5 de la ciudad de Tinogasta, hace mucho tiempo que están esperando la designación de nuevos efectivos, pero hasta la fecha no llegaron.
En el acceso por ruta 60, se hacen presentes los empleados de Bromatología e Inspección General de Comercio del municipio, pero cuando se producen algunas diferencias con los viajantes, se hace necesaria la presencia del personal de seguridad.
La policía igualmente, y pese a no contar con el número suficiente de efectivos, en caso de urgencias se manejan con el personal destacado en las subcomisarías de Copacabana, Salado y Cerro Negro, pero en forma esporádica, los agentes y oficiales recorren de manera sorpresiva los controles camineros.
La época de ingreso permanente de turistas comenzó. Se hace inexcusable mantener un control de las personas que llegan a pasar sus vacaciones en esa zona o de aquellas que lo hacen simplemente de paso, tomando en cuenta que se trata de una ruta internacional que lleva hacia la República de Chile.