Abel Pintos

Luego de una gran jornada vivida el día miércoles con la presentación de Jorge Rojas, Jesús María vivió una velada histórica con Abel Pintos en la que se cortaron 24.300 entradas.

En la apertura oficial de la jornada, las tribunas ya se encontraban repletas y una multitud se observaba en las zonas aledañas al estadio para poder ingresar.

Luego del tradicional inicio y el show de fuegos artificiales, el primer grupo en subir al escenario fue “La Callejera” que presentó su material “Vivencias”.

Otros artistas como Los Trajinantes, Cinco Sentidos, Claudio Acosta y Deolinda Sosa también se hicieron presentes en la octava noche de la 50º edición del Festival Nacional de Doma y Folclore.

Además uno de los atractivos de la noche fue la tradicional doma, que retomaba sus actividades luego de haberse suspendido el día miércoles tras las fuertes tormentas que azotaron Jesús María.

Minutos antes del gran número de la jornada, “Los Boyeros” subieron al escenario y fueron ovacionados tras su espectáculo.

Corrían las 00.38 y el anfiteatro quedó a oscuras. El campo de la jineteada ya había sido habilitado para el público y se encontraba repleto.

Finalmente el momento esperado de la noche había llegado. El presentador Cristian Bazán anunciaba al artista más convocante en la actualidad del Folclore: Abel Pintos.

El cantante comenzó su show con la canción “Tiempo”, tras la algarabía y el delirio de la multitud presente en el Festival.

El artista presentó un espectáculo de una hora y media, donde interpretó temas de su último disco como así también aquellos clásicos que lo llevaron a tener el reconocimiento que posee actualmente.

Luego llegó el momento bailable de la velada de la mano de La Barra. El reconocido grupo comandado por la voz de “La Pepa” Brizuela, se presentaba en el festival celebrando sus 20 años de existencia.

El grupo cuartetero interpretó clásicos como “La carta”, “Romperé” y “Un millón de rosas”, entre otros, haciendo bailar a una multitud que permaneció en el anfiteatro pasada la actuación de Abel Pintos.

De esta manera culminó la noche de mayor convocatoria en el año del Festival de Jesús María.