pequeños idiomas

Seguro que a estas alturas ya eres consciente de la importancia que tiene el aprendizaje de idiomas para el futuro de peques. Pueden empezar desde pequeñitos en el colegio y, a partir de los 8 años, realizar intercambios escolares o cursos de inglés en el extranjero.

Pero, si aún no estás convencido del todo de los beneficios de aprender nuevos idiomas, aquí tienes

10 razones más para motivarte:

1. Mejora su concentración: realizar cursos y aprender un segundo idioma, como el inglés, aumenta las conexiones neuronales del cerebro de tus hijos, y como resultado influye positivamente en su capacidad de concentración y resolución de problemas.

2. Les hace más tolerantes: hacer cursos de idiomas en el extranjero abre su mente, ya que estarán en contacto con gente de otras culturas, y esto les ayudará a mirar el mundo con otros ojos.

3. Fomenta el compañerismo: en clase conocerán a otros niños y acabarán haciendo nuevas amistades y aprendiendo unos de otros.

4. Entrena el cerebro: aprender la gramática y el vocabulario de una nueva lengua hace trabajar a las neuronas y mantiene en forma la mente. De hecho, un estudio demostró que las personas que hablan varios idiomas sufren menos enfermedades como el Alzheimer.

5. Mejorará sus perspectivas laborales: aunque tus hijos sean demasiado pequeños como para saber qué quieren ser de mayores, lo que está claro es que conocer idiomas les será útil, prácticamente, se dediquen a lo que se dediquen, y les abrirá muchas puertas en un panorama laboral cada vez más competitivo.

6. Se divertirá: las clases de idiomas para los más peques están planteadas de forma divertida, y los niños aprenden a través de juegos, canciones, vídeos… ¡seguro que se convierte en su asignatura favorita!

7. Desarrolla su capacidad de adaptación: tanto en las clases aquí como si va al extranjero, tendrá que enfrentarse al reto de expresarse y comunicar lo que piensa en otro idioma.

8. Aumenta su confianza: Avanzar en el aprendizaje de una lengua es muy gratificante, y cuando tus hijos se den cuenta de que son capaces de expresarse en otro idioma sentirán que han superado un gran reto y estarán orgullosos, lo que a su vez les hará tener ganas de aprender más.

9. Les ayuda a tomar decisiones: según un estudio científico, el aprendizaje de un idioma extranjero ayuda a tomar mejores y más rápidas decisiones.

10. Sus viajes serán más enriquecedores: tanto si viaja con ustedes como cuando sea mayor y empiece a hacerlo con sus amigos, sus experiencias en otros países serán mucho más enriquecedoras si es capaz de comunicarse con la gente de allí y conocer a fondo su forma de vida y costumbres.