Bryan Ruiz

La situación es clara: primero hay que terminar de conformar la defensa, para luego mirar la billetera y utilizar el excedente para darle el último gusto del mercado de pases al «Vasco» Arruabarrena con un enganche. Gino Peruzzi y Marco Torsiglieri están a la firma. Los cañones, ahora, apuntan a Fernando Tobio y Álvaro Pereira u otro lateral izquierdo que cubra el déficit.

Cuando todas estas cuestiones queden abrochadas, en Boca irán por un creador de juego. Los primeros nombres que comenzaron a circular para ocupar el puesto de ’10’ que quedó sin dueño tras la ida de Juan Román Riquelme fueron los del uruguayo Gastón Ramírez, del Hull City inglés, y Bryan Ruiz, el costarricense que fue una grata sorpresa en el último Mundial y defiende los colores del Fulham, de la segunda categoría del fútbol británico.

Daniel Angelici confirmó el interés por el «Tico» y comenzaron a circular las versiones sobre las posibilidades de su arribo que, hoy por hoy, parecen bastantes complejas por los montos y los modos de transferencia exigidos desde Londres. «Bryan sabe bien lo que es Boca y lo que representa: uno de los clubes mas importantes del mundo. Su salida, definitivamente, es por venta, no por préstamo. Sino continuará porque es un jugador importante para ellos; es el referente y el líder», confesó el representante del jugador Kristian Arguedas, en Estudio Fútbol, por TyC Sports.

Tras ser figura en la Copa del Mundo, donde gritó un gol clave ante Italia para llegar a Octavos de Final, el enganche de 29 años cerró un 2014 con 14 gritos en el Fulham y una ‘lluvia’ de interesados. Si bien aún no apareció alguna propuesta formal, el Valencia de España podría llegar a desembolsar hasta 5 millones de euros por su ficha. ¿Podrá Boca competir con esas cifras?

«El Fulham es muy claro en sus aspiraciones. Lamentablemente para Bryan, quien tuvo muchos ofrecimientos. Pero pasa por un tema económico», agregó en su explicación Arguedas. Aunque aclaró: «El club está al tanto de su deseo de emigrar».