Rio Abaucán

Un grupo de vecinos del barrio Abaucán (30 Viviendas) de Barranco, Fiambalá, hizo conocer su preocupación después de la primer crecida del año, sucedida en la madrugada del martes, por la nueva dirección que está tomando el lecho del río Abaucán, avanzando de manera preocupante hacia este barrio.
Comentaron los vecinos que la última creciente registrada hace un poco más de un año comenzó a cavar hacia cercanías del barrio, llevándose más de 50 metros de barranca en un lapso de menos de una semana.
Esta vez, siendo la primer creciente del año 2015, quedó en evidencia el avance hacia el sector donde se encuentran las 30 casas habitadas, lo que provoca que los vecinos revivan la preocupación.
Según ellos, la empresa Guido Mogueta, que tiene a su cargo la construcción del puente, realizó una defensa para la obra, de esa manera desvió el curso del río, alterando el cauce natural sin prever la defensa hacia el sector del barrio en cuestión, el cual se encuentra  en peligro latente.
“Si bien es cierto que nuestro barrio no corre un riesgo inmediato, pero podemos pronosticar cuándo y cuánta será la creciente que pueda registrarse en un futuro, que pudiese afectar a este vecindario”, señalan los vecinos.
“Por este motivo, -agregan- solicitamos a la empresa a cargo de la obra del puente, como también al personal encargado de la inspección de obra, que al contar con maquinaria específica para este caso, construyan una defensa que ponga a salvo el barrio y de esa manera no exista motivo de preocupación”.
Para finalizar sostienen que “no es una obra faraónica la que pedimos, solo unas horas de máquina y nada más”, dijeron los vecinos.
En caso de no ser escuchados, anunciaron que buscarán la manera de manifestarse por esta realidad que preocupa a todos, solicitando una obra que no significa muchos gastos.

Un puente que se construye lento
A principios del año 2012 una fuerte crecida del río Abaucán dejó aisladas varias poblaciones del disrtito Fiambalá por aproximadamente un mes. Desde entonces se decidió la construcción de un puente que comunique los pueblos más pequeños con la ciudad cabecera del distrito. Luego de dos años de trabajo, la obra aún sigue a paso lento y no se sabe cuándo estará terminada.

Fuertes crecidas en Rincón y Mutquín
El río Rincón creció significativamente y por ello algunas poblaciones quedaron aisladas.
Con el esfuerzo del sector privado y también del municipal, se pudo atender los reclamos básicos de pobladores de la localidad de Rincón, en el departamento Pomán.
La fuerte lluvia caída el martes pasado,  provocó que el río Rincón que se encuentra antes del poblado, impidiera por varias horas que los pobladores puedan cruzar y los dejó incomunicados.
Merced al aporte de máquinas viales de una empresa privada y del municipio, en horas de la tarde de ese día se logró reabrir el paso.
Si bien se hicieron algunos trabajos de limpieza en el cauce del río, esto no fue suficiente para mantenerse dentro de los parámetros normales, en tanto que el servicio de energía eléctrica continuaba interumpido hasta bien entrada la tarde.
Por otra parte, quedaron sin comunicación   las poblaciones de Mutquín y Rincón por la zona alta, debido a las fuertes lluvias que deterioraron el camino de montaña.