lluvia en Catamarca

Una vez más la lluvia se apoderó de la madrugada catamarqueña. Una fuerte tormenta se desató ayer en las primeras horas con viento, truenos, relámpagos y precipitaciones persistentes que trajeron, por un lado alivio tras el calor agobiante de la jornada del lunes, pero por otro y como es común se registraron algunos inconvenientes.

Derrumbes en  rutas, calles anegadas y evacuados ante posibles crecidas de ríos fueron algunas de las consecuencias. No hubo que lamentar daños personales.

Un verano con más días de lluvia que soleado caracteriza a la provincia en este 2015. Una intensa e importante cantidad de agua cayó a partir de las primeras horas de ayer en casi todo el territorio provincial, iniciando las precipitaciones en el Valle Central de Catamarca y luego llegó a algunos departamentos del interior.

Varias familias se vieron afectadas por el agua y lodo que ingresó a las viviendas, aunque por suerte no se lamentaron daños en personas. La dirección de Defensa Civil llegó hasta barrios de la zona norte y sur de la Capital asistiendo con nylon a 10 familias cuyas viviendas habían sufrido las consecuencias de la inclemencia climática.

Desde el organismo aclararon que la situación por fortuna no pasó a mayores y se actuó en coordinación con el ministerio de Desarrollo Social para que se brinde la asistencia social requerida por la familia. Por otra parte, ayer en horas de la mañana y siesta continuaba la entrega de nylon en el asentamiento Papa Francisco.

Asimismo, alrededor de las 2.30 personal de Defensa Civil fue alertado por la inundación que había sufrido la escuela de Las Pirquitas por lo que se procedió al desagote de ésta. Lo mismo sucedió con la escuela Agrotécnica donde también hubo que desagotar y evacuar a las personas que se encontraban en el interior, ya que había ingresado una importante cantidad de lodo y agua al interior.