Homenaje a Naco Rueda

El sábado 17 de enero en la última noche del Festival “Belén, Virgen y Luna”, se llevó a cabo el reconocimiento que la Municipalidad de la Ciudad de Belén realizara al cantautor Belicho NACO RUEDA, (su nombre verdadero es Pedro Nolasco Rueda), en donde estuvo presente el titular del Ejecutivo Municipal, José Arnoldo Ávila, integrantes del gabinete, concejales, la esposa de Naco, Sara Teresita Oviedo y la hija Lilia Rueda, otras autoridades del medio, representantes del ambiente folklórico y también algunos músicos que lo acompañaron en la extensa carrera dentro del folklore nacional.  Se realizó   proyección con  imagenes de “Naco” Rueda  en distintos escenarios y  se logró un momento  emotivo junto a su esposa   e hija. El Intendente de Belén le entregó un reconocimiento a  la Esposa  e hija de “Naco” Rueda, recordando este  Canta Autor Belicho. Para cerrar este  homenaje Cantaron todos “La Belicha” como  ”Naco” lo hacía en cada  escenario que visitaba a lo largo del nuestro país.

A decir verdad es muy atinada la idea del Municipio local de efectuar este reconocimiento a Naco Rueda, en nombre del pueblo de Belén que lo vio nacer, por una larga trayectoria, sembrando por todo el país la música y el canto que pertenece a la provincia de Catamarca, ya que lo tiene muy bien merecido porque  fue quién representó a Belén en los escenarios más importantes de los festivales folklóricos llevados a cabo a lo largo y ancho de la geografía nacional.

“NUNCA ME FUI; ESTOY VOLVIENDO SIEMPRE…”

Se necesitaría muchísimo espacio para hablar de Naco Rueda, de todo lo realizado, de los triunfos obtenidos, cuando éstos eran difíciles de conseguirlos, pero nos vamos a circunscribir a un reportaje realizado en su terruño, el domingo 28 de marzo de 1993, cuando lo visitaba junto a su esposa Sara Teresita, su hija Lilia, sus músicos Jorge Castro, Bandoneonista (de El Puesto-Tinogasta), y las guitarras de Mario Díaz (Catamarca) y Carlos Enrique (Santiagueño).

En esa oportunidad Naco señaló: “Agradezco a la vida haberme hecho cantor, para difundir esta música nuestra, ya que somos tan pocos los catamarqueños que andamos en esto…”, dijo a propósito de su permanencia artística.

En tal sentido recordó que a los 17 años llevó a la placa discográfica su mayor éxito,  “Suena bombito”, y que por rara ironía hay “muchos folkloristas capaces que todavía no lograron grabar”, mientras que él consiguió que si lo haga su hija, de solo 10 años de edad, claro que en su compañía.

Calificó de exitosa la difusión de su último trabajo, cuya presentación se hizo en el barrio de La Boca, en la metrópolis, e indicó que con la venta de 1.000 cassetes, “se salva la producción”.

En ese sentido, dijo que tras las actuaciones concretadas en Fiambalá, Tinogasta, Santa María y Belén, se “colocaron más de 1.200 cassetes “así que se imaginarán lo contento que estoy con este LD…”.

SUS COMIENZOS

Le pedimos a Naco que nos cuente sus comienzos como cantor y bombisto. “Empecé cantando en la escuelita de La Cañada –nos dice- con el profesor de música don Rogelio Soto Herrera; cantaba en todas las fiestitas escolares pero sin mayores aspiraciones. Después hice un conjunto para competir por un viaje a Cosquín; le ganamos a Los Chayeros de Acosta Villafañe, de Santa María, pero la ida a Cosquín ese año no se concretó…”.

El conjunto según relata, estaba integrado por el “Negro” Chaile “de una familia de tradicionales bagualistas de Belén”; Juan Aguirre y Elodia Villagra.

Después viajó a Comodoro Rivadavia, en busca de trabajo, llegando incluso hasta Caleta Olivia. “Trabajé un solo día y me decidí por el canto; un amigo de Belén que está radicado allá, Lucas Solohaga, me presentó en LU4 Radio Patagonia Argentina; era el año 1965…”.

Luego agrega: “jamás pensé que algún día podía vivir de canto y del bombo, y ahora me tienen cantando en varias latitudes del país, de pronto en el norte, tan pronto en el sur… En 1968 grabé para CBS Columbia, contratado por Hernán Figueroa Reyes, de donde surgió ese boom que se llamó “Suena Bombito”, que me abrió las puertas del país”.

LEJOS DE BELEN

Cuando le preguntamos si estando lejos de Belén añoraba su pueblo, si lo recordaba, Naco Rueda nos dijo: “yo no me encuentro nuca lejos, jamás; yo nunca me fui, estoy volviendo siempre”.

Luego nos comenta que cada vez que actúa le exige al presentador la mención de que su origen es Belén, cuna del poncho, y que comienza generalmente cantando “La Belicha” o “María Belén”, porque Belén está siempre en mi corazón, en la mente, en el espíritu…”

Finalmente habló de la última zamba de “Tono” Aibar, que llevó al disco, diciendo que sus versos lo pintan a él de cuerpo entero, además de constituir “el mejor homenaje que “Tono” pudo hacerle a Belén”.