Lucía Corpacci firmó una nueva prórroga del desendeudamiento en Casa Rosada (9)

La Gobernadora Lucía Corpacci firmó este mediodía una nueva prórroga enmarcada en el Programa Federal de Desendeudamiento, al que Catamarca adhirió junto a otras 16 provincias, y que representa un significativo aporte a las economías provinciales, a partir del oxigenamiento en los compromisos de pago previamente adquiridos con el Estado nacional.

Lucía rubricó la extensión del beneficio junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien encabezó el acto formal de reprogramación de deudas provinciales con la Nación, en el salón Mujeres Argentinas del Bicentenario de la Casa de Gobierno.

En ese contexto, la presidenta dijo: «la Nación no es una entelequia, es el pueblo y son las provincias».

«Las provincias a partir de la convertibilidad comenzaban a tomar endeudamiento con bancos privados y lo garantizaban con coparticipación, mientras que hoy el endeudamiento en moneda extranjera es del 13 por ciento», resaltó la Presidenta, quien recordó que esto comenzó con el plan de desendeudamiento con las provincias iniciado en 2010 y recordó que desde el 2003 hasta hoy «hubo una formidable transferencia de ingresos, como nunca hubo en la historia, de la Nación a las provincias».

«Las provincias tras la convertibilidad comenzaron a tomar endeudamiento, así como nosotros tomabámos endeudamiento afuera, las provincias con bancos adentro. Yo decía que eran los préstamos más caros de la historia. Además de estar endeudadas tenían una moneda diferente, incluso Lecop, llegaron a haber hasta 15 monedas diferentes. Todo eso se terminó con Néstor Kirchner», expresó la Presidenta.

Cristina Fernández anunció además un aumento del 18,6 por ciento para jubilados en el marco de la ley de movilidad jubilatoria que alcanzará a siete millones de pensiones. «El haber jubilatorio mínimo aumentará de 2.631 a 3.831 pesos, el máximo de 23.675 pesos a 27.978 y el medio de 5.759 a 6.800 pesos. Es el incremento más grande desde que se sancionó la ley de movilidad jubilatoria», expresó.

En cuanto al refinanciamiento de las deudas provinciales, el beneficio que anunció Cristina, enmarcado en el Programa Federal de Desendeudamiento Provincial (PFDP), alcanzará además de Catamarca a Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego, La Rioja, San Juan, Misiones y Salta.

El programa de desendeudamiento de las provincias había sido lanzado en mayo de 2010 desde la Casa Rosada. En aquel momento se contempló un período de gracia (sin vencimientos ni obligaciones de pago) hasta fines de 2011. A partir de 2012 todas las provincias debían comenzar a abonar la deuda, pero se resolvió renovar ese plazo por dos años más, y ahora se renueva periódicamente (cada tres meses), a cambio de que las provincias demuestren ordenamiento en sus gastos y la marcha de sus respectivas administraciones.

El impacto fue fuerte, ya que, sólo en el primer año, se aplicó un monto acumulado en el fondo de Aportes del Tesoro Nacional a la cancelación parcial de deudas de las provincias con la Nación. Ese monto acumulado ascendía, al 31 de diciembre de 2009, a 9800 millones de pesos y permitió reducir la deuda global de las provincias con la Nación de 71.250 millones de pesos a 61.450 millones, aproximadamente, al 30 de septiembre de 2010.

Como esta quita o cancelación se hizo en forma proporcional al stock de deuda de cada provincia, todas resultaron favorecidas fueron las más endeudadas.

Todos los gobernadores presentes en la Rosada valoraron positivamente el impacto de la ayuda financiera de la Nación,

Según información brindada por la Jefatura de Gabinete, el monto total que será prorrogado ahora y que abarca a los meses de enero, febrero y marzo totaliza los 1.990 millones de pesos.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que la suscripción de los acuerdos de reprogramación de deudas con las provincias argentinas, significa «un respiro muy significativo» para los estados provinciales.

Seguidamente, Capitanich precisó que el monto total a reestructurar asciende a «68.839,1 millones de pesos, y en virtud de la compensación por aportes del Tesoro Nacional, por 10.027 millones de pesos, el stock de deuda es equivalente a 58.811 millones de pesos entre las provincias con el Estado Nacional».

En ese sentido, el ministro coordinador desatacó que «el stock de deuda de las provincias argentinas en su conjunto es equivalente a aproximadamente 145.800 millones de pesos, si se toman estos 155.888 con el descuento de compensación de deuda de los aportes del Tesoro Nacional».

El funcionario recordó que la política de reestructuración de deudas con las provincias – que se viene llevando a la práctica desde el año 2002 en adelante – ha implicado «un alivio sustancial en las finanzas públicas provinciales» porque se eliminó el Coeficiente de Estabilización de Referencia.

A su vez, continuó el jefe de ministros, se fijó un plazo de 20 años para el proceso de reestructuración de deuda, con una tasa de interés nominal equivalente al 6%. Esto ha permitido –explicó Capitanich- que «el stock de deuda pública que, en muchos casos, agobiaba fiscalmente a las provincias, pudiese tener un respiro muy significativo».

Durante su exposición, el jefe de Gabinete preció además que para esta reestructuración se propicia un mecanismo de renovación trimestral. En este caso, dijo el funcionario, «tenemos una reprogramación equivalente a $1990 millones».

«Las provincias que suscriben este acuerdo –afirmó el funcionario – no pagan los servicios de capital e intereses y esto les permite liberar flujos para destinarlos a salud, educación, desarrollo productivo y otras inversiones de carácter social».

Más adelante, Capitanich consignó que durante el ejercicio fiscal 2014 «ha habido un incremento sustancial del Fondo Federal Solidario, instrumentado en 2009, que es una coparticipación de los derechos de exportación de soja, que son no coparticipables». Asimismo, el jefe de ministros indicó que por una decisión de la Presidenta estos recursos llegan 70% a las provincias, 30% a los municipios.

A su vez, Capitanich detalló que el año pasado las provincias recibieron: «$14.704 millones de pesos en concepto del Fondo Federal Solidario con una variación del 52,47 por ciento de incremento de recursos para la ejecución de obras de infraestructura social básica. Esto equivale más o menos entre el 10 al 14 por ciento del stock total de inversión pública nacional».

También, el jefe de ministros informó que la evolución de la coparticipación federal y de las leyes especiales ha implicado una expansión de $ 303 637 millones, lo cual indica una variación positiva de 37, 12%».

«Si uno suma el Fondo Federal Solidario más los recursos de coparticipación federal más las leyes especiales, el monto total transferido a las jurisdicciones provinciales es equivalente a 318.731 millones de pesos, lo cual equivale a decir que hubo una variación positiva en el año 2014 respecto al 2013 equivalente a 37,76 por ciento», explicó el funcionario.

«Eso es un dato ilustrativo muy significativo, – dijo Capitanich – en virtud de que utilizando la compensación de aportes del Tesoro Nacional, el flujo total proyectado del resultado fiscal para el año 2014, indica resultado fiscal primario positivo y financiero equilibrado».

En ese contexto, el jefe de ministros aseveró: «esto es muy importante remarcar, porque muchos agoreros en el año 2013 predijeron un déficit fiscal de carácter estructural, y lo que ha ocurrido es que solamente de las 24 provincias y/o jurisdicciones consideradas tomando la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en general la gran mayoría de ellas, no menos de 18, presentan resultados fiscales o positivos o en equilibrio o tendiendo al equilibrio».