obesidad

La lista está encabezada por Estdos Unidos, Canadá e Inglaterra, y siguen República Checa, Libia, Arabia Saudí, Australia y Nueva Zelanda. La estadística refiere a personas mayores de 18 años, donde las mujeres siguen mostrando mayor tendencia al sobrepeso que los varones.

Para la OMS el problema implica que este año unos 3,4 millones de adultos morirán como consecuencia directa o indirecta de su obesidad, una cifra que está en aumento.

Los peores índices aparecen en Estados Unidos, donde en algunas zonas hay hasta 61% de la población con sobrepeso, y en las antípodas, lo menos complejo se vive en el sudeste asiático donde el 22% de los habitantes están por encima del peso recomendado.

La prevalencia en niños aumenta de forma “alarmante”

La OMS ha puesto especial acento en la situación emergente de la obesidad infantil, en tanto se ha convertido en uno de los peores problemas de los niños para el siglo en curso. El número de niños con sobrepeso en el mundo ronda los 50 millones, de los cuales el 80% se encuentra en países en desarrollo.

Los niños obesos, serán adultos obesos, confirma la tendencia, que anticipa en esa línea que enfermedades no transmisibles, la diabetes y patologías cardiovasculares las más numerosas entre ellas, serán el grave problema sanitario emergente de la situación.

Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos; reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas; reducir la ingesta de azúcares, y mantener la actividad física en un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo, siguen siendo las principales recomendaciones de OMS para lograr en los niños un peso adecuado a su edad.