Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner ha sufrido un nuevo varapalo en el caso Nisman. El fiscal Gerardo Pollicita, que asumió la denuncia del fiscal fallecido el pasado 18 de enero, ha imputado este viernes a la presidenta argentina por el delito de encubrimiento en la causa del atentado a la mutual judía AMIA en 1994, que causó la muerte a 85 personas.

El dictamen divulgado por Pollicita da curso así a la denuncia presentada hace un mes por Alberto Nisman, cuatro días antes de aparecer muerto de un disparo en la cabeza en su piso de Buenos Aires. Pollicita imputa a Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y el líder piquetero Luis D’Elía, entre otros, por haber «fabricado la inocencia» de los imputados iraníes en la causa de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que investigaba Nisman.

Pollicita llevaba varias semanas estudiando la denuncia de casi 300 páginas de Nisman, en la que el fiscal fallecido acusaba al Gobierno argentino de encubrimiento. Pollicita ha firmado un requerimiento para que el juez Daniel Rafecas, encargado del caso de la denuncia, tome varias medidas de prueba. Rafecas se encuentra de vacaciones pero podría suspenderlas ante el giro brusco que ha tomado el caso.

«La decisión deliberada de encubrir a los imputados de origen iraní (…) fue tomada por la cabeza del poder ejecutivo nacional, la Dra. Cristina Elisabeth Fernández de Kirchner e instrumentada principalmente por el ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Sr. Héctor Marcos Timerman», escribió Nisman en su denuncia que convulsionó hace un mes a Argentina.

El Gobierno argentino había salido ya al paso de esa probable imputación de la presidenta. «Sería una maniobra de desestabilización democrática«, había afirmado el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, uno de los funcionarios más próximos a la mandataria.

La fiscal general del Estado, Alejandra Gils Carbó, dio después de esta imputación una rueda de prensa (sin preguntas) para anunciar a los nuevos fiscales encargados de la causa AMIA que investigaba Nisman. La comparacencia ya estaba prevista y en ella se ha divulgado el equipo de tres fiscales. No se ha hecho ninguna referencia a Cristina Fernández.

Antes de la ‘marcha del silencio’

La imputación de Fernández de Kirchner se produce un día después de que la ex mujer de Nisman, la juez Sandra Arroyo, arremetiera contra las «intromisiones» políticas en el caso de la muerte de su ex marido y pidiera la participación de un observador de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pollicita ha hecho público su dictamen cinco días antes de que se celebre la denominada «marcha del silencio», convocada por un grupo de fiscales para honrar la memoria de Nisman. Esa marcha, a la que se han sumado todos los líderes de la oposición y las asociaciones judías, recorrerá las calles de Buenos Aires el próximo miércoles. A partir de mañana y hasta el miércoles, el país entra en un largo puente festivo por la celebración de los Carnavales, por lo que hoy era el último día hábil antes de la manifestación del día 18 para que el fiscal se pronunciara.