Pedro Saleme

La vendimia 2015 del Gobierno de la provincia será interrumpida hasta el próximo miércoles con el objeto de descubar y hacer espacio en los fermentadores. Así lo informó el director provincial de Colonización, Pedro Saleme, quien aseguró que continuarán recibiendo la uva en Tinogasta en tres días más.

«Estamos en tiempo y forma para tener una buena campaña. El productor reconoce que es bueno el precio. Lo que sí, necesitamos que la gente haga una regularización este año, porque será el último  que se tendrán algunas contemplaciones. El próximo año no las habrá porque eso ya nos comunicó el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), que tiene que estar todo el mundo con su tarjeta de Viñatero”, subrayó Saleme.

Hasta el momento ya pasó el millón de kilos de uva en molienda. Y solo se está recibiendo uva de Tinogasta.

«Estimo que en 10 días más vamos a comenzar con la uva del norte de Saujil, Medanitos, algo de Palo Blanco, Tatón y Fiambalá”, dijo el funcionario.

Con el operativo en marcha, este año se anunció que  pagarán $2 por uva cereza, $2,10 a Fiambalá y $2,20 para Medanitos.

Toda la uva será para la elaboración de vinos y se volvió a tomar como referente a la Bodega Saleme. «La capacidad que tiene y por la cantidad de vasijas, es la bodega más grande de la Provincia. Acá tenemos guardado el mosto del año pasado todavía y estimamos que en 2015 podemos llegar a los 5 millones de kilos de uva, y que la bodega podrá guardarlo”, aseveró Saleme.

A su vez, el funcionario acotó que la premisa del Gobierno es intentar otorgar un valor agregado al producto. «Queremos que se elabore el vino en Tinogasta, se genere mano de obra, que salga un producto elaborado y deje de irse como mosto”, especificó.

Artículo anteriorEncuentro internacional de escritores y poetas
Artículo siguienteObras Públicas inicia una nueva etapa de trabajos en el río de Bañado de Ovanta