Inician Viviendas Sociales

Las cuatro familias que lo perdieron todo, tras las fuertes lluvias y crecidas en Fiambalá, se encuentran alojadas en domicilios que ellos mismos eligieron para vivir, pero que el alquiler paga el gobierno de la provincia de acuerdo a lo explicado por autoridades provinciales en Fiambalá.
Cada una de las familias, recibe dos mil pesos por mes para hacer frente al pago del alquiler y ese beneficio tendrá una duración de seis meses, plazo en el cual la Secretaría de la Vivienda deberá construir las cuatros viviendas sociales, en terrenos que no sean inundables para evitar de esta manera el episodio de inundación que los afectara días pasados.
El supervisor de Obras Públicas en Fiambalá Luis Zarate convocó a la prensa y mostró el avance de los trabajos consistentes "en el relleno y compactación para la fundición de las viviendas sociales que se van a construir. Las viviendas sociales son casas equipadas, con la misma operatoria que se trabaja en Bañado de Ovanta porque debemos tener en cuenta que éstas familias el agua les arruinó todo" manifestó el funcionario.
De acuerdo a lo explicado," desde la Secretaría de la Vivienda llevan adelante la cuestión administrativa con quienes van a construir las viviendas, mientras desde Obras Públicas y la delegación de Vialidad Provincial ya trabajamos en compactación de los terrenos. Hay tres familias que tienen terrenos donde se les construirá y nos queda una familia que no lo tiene, estamos viendo la manera de conseguirlo a la brevedad" agregó Zarate.