Partido Justicialista

Este fin de semana se concretó un nuevo encuentro político en Fray Mamerto Esquiú, donde distintos sectores del peronismo avanzaron en los lineamientos del trabajo a realizar con miras a las elecciones del próximo mes de octubre, que definirán las nuevas autoridades municipales.

En una reunión calificada por los protagonistas como “fructífera y positiva”, se coincidió en la necesidad de resolver de la mejor manera cualquier diferencia interna, para que el peronismo se presente unido ante el electorado.

La candidatura a intendente del dirigente Guillermo Ferreyra continúa sumando adhesiones, en particular por el fuerte trabajo que desarrolla con los vecinos y las bases partidarias, lo que paulatinamente lo consolida para asumir la responsabilidad de encolumnar al resto de los compañeros.

En el cónclave se analizaron los principales puntos de la plataforma de trabajo de Ferreyra, y más allá de las coincidencias, el denominador común de la reunión fue el entusiasmo por recuperar el municipio luego de varias gestiones de quienes ejercen hoy la oposición provincial.

“Necesitamos acompañar y fortalecer el proyecto de Lucía Corpacci, no ya desde la militancia, sino también a nivel institucional, para profundizar el cambio que se está produciendo con pleno beneficio para todos los habitantes del departamento”, expresaron los dirigentes.

Por su parte, Ferreyra indicó que “todo encuentro con los compañeros es alentador y genera más compromiso, aunque en este momento todo se hace más sencillo porque cada familia de Fray Mamerto Esquiú puede ver lo que se está haciendo: aquí se terminó el suplicio del agua, se están construyendo cloacas, se instaló una planta de tratamiento de líquidos cloacales, se trabaja en todas las áreas desde la Provincia… esto hace que la gente nos acompañe, porque no llegamos con promesas sino con los hechos ya cristalizados por decisión y gestión de nuestra Gobernadora”.

Artículo anteriorEl Pincha Campeón del torneo relámpago 2015
Artículo siguienteSe reúne la Mesa Chica de la UCR y el FCyS para reforzar el trabajo partidario en el interior