Boliche

La nueva y peligrosa sustancia de diseño es conocida en el mundo del narcotráfico latinoamericano como GHB, aunque en las discotecas los compradores la llaman «Viola fácil». La droga se presenta en frasquitos, con gotero, lo que le permite al abusador mezclarla con facilidad en el vaso de su víctima. Los efectos de adormecimiento y pérdida de conciencia llegan a los 10 minutos.

Días pasados, un caso provocó conmoción en Perú, con una chica drogada y posteriormente abusada con esta sustancia. «Se conoció un caso donde un padre contó que luego de que la chica tomó la bebida con GHB, a los diez minutos, el barman estaba parado al lado de ella dándole órdenes. Luego el violador llevó a su víctima, que estaba un tanto adormecida, hasta el hotel para completar la violación sexual», explicó Alfonso Zavaleta, del Instituto Nacional de Salud (INS) peruano.

El hecho no parece ser aislado, ya que por redes sociales el nombre de la sustancia es mencionado por usuarios argentinos. En ese marco, se asegura que los frascos se consiguen por delivery en Internet.

Acerca de las características, se indicó que esta droga quita la voluntad de la persona engañando al cerebro. No tiene sabor, color y olor: no se puede detectar. Las víctimas luego de perder la conciencia también pierden la memoria de recuerdo temprano y no pueden recordar quién fue su violador, por ello no logran realizar una denuncia policial.

«No solo las mujeres caen en esta modalidad, muchos varones fueron víctimas de esta droga, quienes horas después, notaron que fueron despojados de su dinero, auto y objetos de valor», afirmó Zavaleta, quien agregó que si la persona prueba una dosis muy alta, convulsiona y pierde la vida.

«Esta droga, que parece light, es muy peligrosa no solo por el daño de una violación sexual, si no por la posibilidad de muerte», aclaró.

El experto Claudio Izaguirre, consultado sobre el tema, indicó que «esta sustancia es muy peligrosa, aún más porque quien la utiliza para mezclarla con bebidas de otra persona puede provocarle un paro cardíaco, ya que no tiene el control de la dosis».

El uso repetido de GHB puede producir síndrome de abstinencia, cuyos síntomas incluyen el insomnio, la ansiedad, los temblores y la sudoración.

Artículo anteriorEl corazón de Cristo ama a todos, cultos e ignorantes, ricos y pobres, justos y pecadores
Artículo siguienteLos anillos de Saturno se podrán ver desde la Tierra dentro de dos semanas