La ministra de Salud de la provincia, Noemí Villagra, visitó el Hospital Zonal San Juan Bautista de Tinogasta y mantuvo reuniones con el jefe del área programática Daniel Ruiz, con profesionales y personal del centro de salud para interiorizarse sobre la problemática sanitaria, y al justificar la falta de ambulancias afirmó que «hemos heredado un parque automotor bastante obsoleto, porque teníamos vehículos del 98 hasta el 2007, cuando compró la última ambulancia el gobierno anterior. A partir de nuestra gestión hemos incorporado una ambulancia por departamento, y en el caso de Tinogasta fueron 2 cero kilómetros y 35 en toda la provincia».

Además minimizó el problema de la radicación de médicos en el interior asegurando que «es algo que no se consigue porque es una problemática macro, que excede las posibilidades de un gobierno, porque tiene que ver con las aspiraciones personales de un profesional que prefiere mantenerse en las ciudades, por eso a los médicos locales hay que cuidarlos».

También dijo desconocer la situación del «quite de colaboración», por lo cual los médicos se niegan a realizar guardias pasivas desde fines de marzo por los descuentos del Impuesto a las Ganancias. «La medida en el hospital de Tinogasta no se puede permitir ni aceptar, por lo tanto si están desde marzo como me estoy enterando es una falencia que no se puede permitir», reflexionó Villagra.

También trascendió la posibilidad de que haya cambios en la conducción del Área Programática 10 y en el hospital zonal, por los múltiples inconvenientes internos que se vienen sucediendo a partir de la poca colaboración del personal que manifiesta no estar de acuerdo con la actual conducción.