Banfield con el golazo del colombiano Mauricio Cuero en el primer tiempo se puso en ventaja para vencer como visitante a Lanús por 1 a 0, en un clásico del sur bonaerense que manejó desde lo táctico y pudo resolver con holgura sobre el final si sus delanteros hubiesen estado más finos en la definición.

Siete partidos sin perder, con cuatro triunfos y tres empates, los cinco últimos con Claudio Vivas como entrenador, llevaron al «Taladro» al séptimo lugar en el campeonato con 40 puntos y con ello está ingresando en la Liguilla Prelibertadores.
Por su parte Lanús quedó relegado con 36 unidades al undécimo puesto y con ello su techo parece estar más cercano a la Liguilla Presudamericana.

Banfield no vencía a Lanús desde 2009, cuando lo hizo por 2 a 1 en el mismo escenario de esta noche, aunque desde entonces nunca más pudo rescatar un punto en los cuatro juegos frente al «Granate», que se impuso en los cuatro posteriores (en el medio el conjunto albiverde pasó por la B Nacional).

Pero hoy el visitante llegó a Lanús con un sistema de juego diferente al que observaba con Matías Almeyda como entrenador y con eso se hizo fuerte atrás, no se regaló en el medio para que esa zona fuese de tránsito lento para su rival, y dejó la velocidad para sus atacantes, en especial Cuero, que por izquierda dejó un surco cada vez que arrancó y se volvió incontenible para el experimentado Carlos Araujo, al punto que se fue expulsado por una violenta infracción sobre el final de la noche.

Pero antes, durante las primeras mitades de ambos períodos Lanús fue el dueño de la pelota y peregrinó constantemente hasta las inmediaciones del arco banfileño, aunque siempre careció de precisión para la puntada final.

Por su parte Banfield estaba cada vez más cómodo con una novedosa postura contraatacadora que no tiene desde el arranque a su conductor más sapiente, el ecuatoriano Juan Cazares, que recién entra en el sistema cuando el rival está más abierto por la necesidad de buscar en el área de enfrente.

24º Fecha Décimo tercer partido
Pos Equipo PJ PG PE PP DG PT
7 Banfield 24 11 7 6 8 40
11 Lanús 24 9 9 6 6 36

Y en ese aspecto hoy Vivas manejó esos tiempos del partido a la perfección, colocando a «Juanito» cuando promediaba la etapa final y Lanús ya había perdido la brújula que lo llevara a su norte futbolistico, que por ese entonces parecía reducirse solamente al empate.

Y fue allí cuando se vio lo mejor de Banfield, que dominó la escena desde lo psicológico y lo futbolístico, generando repetidas ocasiones que convirtieron al arquero local Fernando Monetti en figura, salvando a su equipo en dos ocasiones ante Cazares y en la restante, tras un rebote en el palo de Cuero, fue Diego Braghieri el que rechazó sobre la línea.

Así se consumó la victoria banfileña en una noche redonda de Arias y Guidi, a donde llegaron los jugadores de Banfield para consumar un juramento que le hicieron a sus hinchas durante el banderazo de la víspera: ganar el clásico de una buena vez.

Y Cuero, con un derechazo impresionante de izquierda a derecha que se coló en el ángulo superior izquierdo de Monetti hizo realidad esa promesa y dejó fría a La Fortaleza «granate».

Artículo anteriorCampeonato de Primera División 2015: River a once puntos de la punta
Artículo siguientePapa Francisco en Santa Marta: La humildad es el camino de la vida