Se realizó una protesta por las calles céntricas de la ciudad para pedir por la continuidad del actual jefe de Área Programática 10 Daniel Ruiz ante la posibilidad de que sea removido de su cargo, por el pedido de profesionales que denuncian mal trato de la actual conducción.
Alrededor de 50 personas participaron de la movilización que se inició cerca de las 10 en el ingreso de Emergencias y luego la columna de gente se desplazó en contramano por calle Presidente Perón hasta la plaza principal 25 de Mayo, donde dieron una vuelta alrededor de la plaza portando pancartas y pidiendo por el médico.
Ocurre que durante una visita, la semana pasada, la ministra de Salud Noemí Villagra recibió el pedido de un nutrido grupo de profesionales y personal de la institución que solicitaron una vez más el cambio de los directores argumentando no poder continuar sosteniendo el maltrato y el clima de hostilidad interno. En la oportunidad, y luego de una breve deliberación, la ministra se habría llevado dos nombres de médicos dispuestos a cubrir las direcciones de las áreas programática y asistencial del hospital zonal. Una vez que trascendió la noticia, el nivel de tensión interno creció y las diferencias volvieron a abrir brechas significativas entre el personal que tomó la determinación de realizar una manifestación a favor de la continuidad de Ruiz.
«Nos manifestamos ante la posibilidad de que cambien nuestros directivos y creemos que no es justo, ni necesario, porque se está trabajando de la mejor manera, se ha mejorado todo el parque automotor que era una de las falencias que tenía la gestión anterior y se está trabajando mejor, con más tranquilidad y compañerismo», dijo el jefe de Enfermería Adrián Cardozo. En torno al sector que no está conforme con la actual conducción, Cardozo dijo que «todo cambio genera resistencia, por lo tanto hay gente que está en disconformidad con el Dr. Ruiz y a los motivos los desconozco, porque creo que hay algunos temas sin resolver sobre las guardias que no las hacen porque los alcanza el impuesto a las ganancias, pero es un tema aparte».
Con relación específica a la convivencia interna, el enfermero contó que desde el momento que se hizo la asamblea hace dos meses hubo un sinnúmero de opiniones encontradas y eso generó malestar entre los compañeros, y sin dudas hay malestar entre nosotros, el cuerpo de Enfermería y los médicos, lo que no debería ser. Yo soy enemigo de esas situaciones porque repercuten sobre la atención del paciente», dijo. Otros enfermeros y profesionales también coincidieron en defender la gestión de Ruiz. Mientras se espera la decisión del Ministerio de Salud, la situación interna del hospital se tensa aún más, al punto de no dirigirse la palabra entre algunos médicos y enfermeras.
Artículo anteriorUn templo del rock, el estadio donde Argentina buscará la final de la Copa Davis
Artículo siguienteCronograma de pagos: miércoles 16 de septiembre de 2015