Médicos, técnicos y casi todo el personal de salud del Hospital zonal de Tinogasta ratificó su postura de solicitar un cambio de conducción en la jefatura de área y dirección del hospital «San Juan Bautista». La determinación que será tomada por la ministra de Salud Noemí Villagra mantiene a todos en una tensa espera, aunque se adelantó que podría darse en el transcurso de este mes.
De acuerdo con la información extraoficial, el cambio sería inminente, luego de su visita la semana pasada al hospital donde mantuvo una reunión con el personal y sacó sus propias conclusiones sobre el conflicto interno que ya lleva más de 3 meses, agudizando el problema.
«La ministra se chocó con la realidad el jueves de la semana pasada, creo que la información que a ella le llegaba era equivocada», expresó el cirujano Pablo Bedini. No obstante, los médicos Sara Romero y Roque Quiroga aclararon que los nombres fueron consensuados y propuestos por pedido de la ministra Villagra.
Los profesionales defendieron su trabajo, ya que fueron acusados desde la dirección de no querer cumplir con las horas de trabajo y volvieron a insistir con que internamente se respira un clima insostenible.
En este sentido, aseguraron que «no somos 4 o 5 los que estamos en contra de esta gestión, somos el 85% de toda el Área los que estamos en desacuerdo. Somos pacifistas, no violentos. Bregamos por una mejor atención en general a todos y tratamos de hacer lo mejor que podemos, no estamos acostumbrados al pleito de estos días virulentos y crispados. Como saben, la semana pasada hemos recibido la visita de la ministra Villagra y parte de su equipo, y tuvimos una reunión a mi criterio fructífera, donde llegamos a un acuerdo de un cambio de autoridades y nos faltaría el instrumento legal», dijo Bedini, que confirmó además que sería el nuevo jefe de Área y Oscar Olivera el director asistente del hospital zonal.
El médico dijo que son conscientes de que deberán trabajar en revertir la mala imagen que tenemos. «Yo percibo en la ciudad de Tinogasta una mala imagen sobre que no trabajamos, que no queremos ir al hospital, creo que son chicanas políticas, que es absolutamente lamentable la politización de la problemática», dijo Bedini.
También se planteó que fueron desacertadas las opiniones de las autoridades municipales, como las del intendente Hugo Ávila, que quiso inmiscuirse en la situación y «sacar provecho de lo que está pasando».
«ESTUPIDECES»
 El cirujano Gabriel Pedranti cargó contra los medios de comunicación a los que acusó de hacer un «talk show» con la problemática del Hospital. Señaló que «se le pone el micrófono a cualquiera» y que «uno no tiene ganas ni tiempo de estar contestando estupideces».