Marte parece tener corrientes de agua salada en su superficie, por lo menos durante el verano, informaron los científicos, un hallazgo que podría tener implicaciones muy importantes sobre la posibilidad de vida en el planeta rojo.

Los científicos confirmaron en 2008 la existencia de agua congelada en Marte, pero las últimas observaciones de un instrumento a bordo de una sonda de la NASA apoyan fuertemente la vieja teoría de que hay agua salada fluyendo por ciertas laderas marcianas cada verano.

La evidencia consiste en imágenes de corrientes oscuras y estrechas en la superficie marciana que tienden a aparecer y crecer durante los meses más cálidos de Marte y se desvanecen durante el resto del año.

La sal reduce el punto de congelación del agua, lo que explicaría estos flujos salobres estacionales, dijeron los científicos.