El cambio de las autoridades del Área Programática y del Hospital «San Juan Bautista» se realizó luego de innumerables reclamos que plantearon tanto los médicos como el resto del personal que trabaja en el hospital de la cabecera departamental y en otros centros de salud del departamento.

Incluso, hubo marchas y manifestaciones políticas por uno de los integrantes de la anterior gestión hospitalaria.

El flamante jefe de Área Programática Nº 10, Pablo Bedini, confirmó que luego de la auditoría contable realizada el pasado miércoles en el hospital se encuentran muy deficitarios, con una deuda con proveedores que alcanza el millón de pesos.

«Estamos en una etapa crítica de reestructuración y de refinanciar deudas para que el hospital no se vea resentido. Tenemos deudas con los proveedores de carne, de gasoil, de verduras y de medicamentos. El hospital está debiendo aproximadamente un millón de pesos», destacó el médico que asumió en el cargo hace pocos días y ya tiene que enfrentar una situación difícil.

El plan ahora, según se informó, es pagar con fondos permanentes una parte y el resto con trámites mediante expedientes que demoran un lapso de 4 a 5 meses, por lo que se espera que la situación medianamente pueda sanearse dentro de 6 meses.

«Queremos agradecer la buena predisposición de los acreedores porque tienen un compromiso solidario con la institución y no han cortado los servicios y les agradecemos», dijo el jefe del Área Programática.

Paralelamente, el médico expresó que como no se hizo el traspaso de manera normal, porque los anteriores directores no les entregaron las pertenencias del hospital (el ex jefe tuvo que ser trasladado directamente al Área Programática Nº 2 para facilitar la auditoría), que han encontrado un faltante de vales de combustibles, cerca de 21 vales por 50 litros cada uno, que esperan que sean entregados en el Ministerio porque «para nosotros es importante».

En este plano se indicó que serían prácticamente unos 1050 litros de combustible que les permitiría funcionar, por lo pronto, con el sistema de derivación sin tener que pedir a los pacientes ante una emergencia.

A esto, el médico comentó que «la auditoría fue hecha unilateralmente, porque la gestión saliente no se presentó como debería haberlo hecho así que estamos necesitando esos vales; personalmente el lunes estaré allí y veré si los puedo recuperar para paliar el gasto en combustible».

Finalmente agregó que por lo pronto se encuentran aún en un momento de acomodamiento interno, que les demandará algún tiempo más.

Artículo anteriorLos bares que tengan música en vivo no pagarán Sadaic
Artículo siguienteLos docentes acordaron con el Gobierno y finalizó el conflicto