Una mujer dio a luz a un niño de 4,200 kilogramos ayer a las 8.30 en la cama de su propia casa, en una humilde morada de la localidad de Santa Rosa, distante a unos 6 kilómetros al norte de la cabecera departamental. El parto contó con la asistencia de un rescatista del grupo especial GRT de la ciudad de Tinogasta, y en agradecimiento, la madre le puso el nombre del servidor público al recién nacido.

El alumbramiento se produjo cuando la mujer se encontraba sola con sus dos pequeños hijos de 3 y 5 años en la casa.

Gustavo Alanís, perteneciente al Grupo de Rescate Tinogasta (GRT), fue alertado de la situación de la parturienta cuando regresaba de cubrir otra emergencia también en la zona de la cabecera departamental.

De acuerdo con lo que narró posteriormente a los medios de prensa de la ciudad, al llegar al lugar se encontró con que el alumbramiento ya se había producido pero la criatura aún estaba ligada a la placenta de la madre, por lo que procedió a cortar el cordón umbilical y trasladar a la mujer y al recién nacido hasta el Hospital Zonal San Juan Bautista.

Previo a esto, Alanís tomó una toalla blanca y con ella envolvió al pequeño, que dio muestras inmediatamente de su buen estado de salud.

«Al llegar a la casa me doy con la grata sorpresa de que ya se había producido el alumbramiento -dijo Alanís- y el bebé, un hermoso varón, todavía estaba conectado a la placenta. Por ello lo primero que hice fue envolver al recién nacido en un paño, anudar el cordón umbilical y luego cortar dicho cordón, separando de la placenta. Una vez realizado esto ya me esperaban en el hospital zonal, porque se había dado aviso, y aguardaban a madre e hijo. Ambos están en perfecto estado», contó Gustavo Alanís.

En agradecimiento por la atención que el rescatista tuvo, la criatura será bautizada por su madre con el nombre Gustavo Iñakim, que la ayudó a superar la situación del alumbramiento en la humilde vivienda santarroseña.

Artículo anteriorEl insólito precio de Cristiano a los 10 años
Artículo siguientePapa Francisco en el rezo del Ángelus: llamamiento por la Paz en Oriente Medio