A las 8 abrieron las primeras mesas. Más de 32 millones de argentinos eligen presidente, 130 diputados, 24 senadores y 43 legisladores del Parlasur. Once provincias votan además gobernadores e intendentes. El día comenzó con lluvias en la Ciudad de Buenos Aires y rige una alerta meteorológica para seis distritos.

Argentina encara hoy el mayor recambio político de la década. Tras más de doce años de gobierno kirchnerista, el país decide si dará un voto de confianza al oficialismo para seguir cuatro años en el poder u optará por un cambio de rumbo.

Seis son los candidatos que compiten por suceder a Cristina Kirchner: Daniel Scioli (Frente para la Victoria), Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (Unidos por una Nueva Alternativa), Margarita Stolbizer (Progresistas), Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal) y Nicolás del Caño (Frente de Izquierda). Gane quien gane, habrá un cambio de estilo: en el propio oficialismo reconocen que, si llega al poder, Scioli no conducirá del mismo modo que lo hizo la Presidente.

La gran incógnita es si esta noche se sabrá quién es el nuevo jefe de Estado o habrá que esperar hasta la segunda vuelta del próximo 22 de noviembre. Para que no haya ballotage, debe cumplirse una de las dos siguientes condiciones: el candidato más votado debe superar el 45% de los votos o bien debe traspasar la barrera del 40% y sacar 10 puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo.

Los equipos de los tres candidatos que llegan con chances prevén una definición ajustada: apenas un par de puntos porcentuales podrían definir si Daniel Scioli es consagrado o, por el contrario, deberá enfrentarse contra Mauricio Macri en una segunda vuelta. Un escalón por detrás, Massa todavía mantiene la ilusión de dar la sorpresa y colarse en el ballotage.

Artículo anteriorLos usuarios de Facebook podrán avisar a sus contactos que ya votaron
Artículo siguienteRodríguez Saá fue el primer candidato a presidente en votar