A partir del lunes, el servicio de taxis y remises en la provincia será más caro. El aumento, aprobado por ordenanza, establece la suba de un 20 por ciento.

El instrumento expresa que el incremento será fijado a partir del lunes 9 del corriente mes en 11 pesos la bajada de bandera y 1,10 la ficha. Los trabajadores del sector solicitaron al Ejecutivo Municipal la suba del valor por el servicio debido a los permanentes aumentos que deben afrontar para poder ofrecerlo.

El de la semana entrante sería el primer incremento que realicen taxistas y remiseros en lo que va del año, ya que la última suba fue el 10 de noviembre del 2014.

Luego de varias reuniones entre representantes de las ramas en que se divide este sector -en la provincia hay tres-, remiseros y taxistas lograron acordar el precio que sería requerido al municipio. Luego se reunieron con el intendente y funcionarios del gabinete y pudieron acordar finalmente el aumento y la fecha en que se hará efectivo, es decir, en los próximos días.

“El aumento es justo”

En relación con el aumento de la tarifa de servicio José Pesara, secretario general del Sindicato de Taxis de la provincia, explicó: “Consideramos que el aumento es justo y necesario. Se determina por ordenanza y ésta dice que tendríamos que aumentar dos veces al año y no lo hicimos, porque esta es la primera vez que vamos a incrementar en lo que va de 2015. El último fue en el mes de noviembre del año pasado. Estuvimos manteniendo la tarifa con todo lo que significa, pero hemos llegado a este momento, en el que no podemos seguir así, como todos necesitamos un aumento”.

Entre los fundamentos del pedido, Pesara señaló: “Es justificado por lo que hace a la inflación, insumos, todo lo que se refiere a repuestos, combustible y lo que necesitamos para el servicio. También hay que tener en cuenta que tenemos derecho de ganar un poco más, somos trabajadores al igual que el resto”.