En la noche del viernes se desarrolló una tensa y virulenta reunión en el Comité departamental de la UCR de Tinogasta, en la que dirigentes exigieron las renuncias de Luis Matorras y Jorge Perea -presidente y vice, respectivamente-  al considerarlos «traidores” que ayudaron al triunfo del intendente electo por el Frente para la Victoria (FV), Sebastián Nóblega.

En un fuerte intercambio verbal, dirigentes radicales de diferentes líneas acusaron a Matorras y Perea de no haber trabajado para que gane el ex candidato a intendente de Tinogasta por el Frente Cívico y Social (FCS), Bernabé Quintar.

Matorras y Perea negaron las acusaciones en su contra y solicitaron pruebas sobre su apoyo a Nóblega, a la vez que aseguraron que presentarán sus renuncias a la presidencia y vicepresidencia  del radicalismo tinogasteño.

Ante esta situación, dirigentes que representan a varios sectores internos de la UCR anunciaron que solicitarán la intervención del partido radical de Tinogasta. También pedirán sanciones ante el Tribunal de Disciplina y que la situación de Tinogasta sea resuelta en la próxima Convención Provincial de la UCR.

«Tienen que renunciar por no haber acompañado a nuestro candidato. Estuvieron ausentes (por Matorras y Perea), jamás abrieron el partido y ellos mismos nos dijeron que iban a trabajar por Sebastián Nóblega; o que directamente no iban a trabajar por el candidato de nuestro partido», fueron algunas de las acusaciones.

Artículo anteriorProgreso Campeón
Artículo siguienteFrancisco en rezo del Ángelus: No se puede dar culto a Dios y causar daño a los pobres