La decisión tiene un estricto corte político. Diego Ceballos no volverá a dirigir bajo la órbita de la AFA. Lo resolvió Luis Segura apenas aterrizó en Buenos Aires y dio marcha atrás con esa sensación de permeabilidad que había mostrado la noche anterior, cuando intentó justificar la actuación del árbitro en la final de la Copa Argentina.

Sin embargo, la bronca de Central -que, incluso, amenaza con quitarle respaldo en las elecciones del 3 de diciembre- y el fuerte cuestionamiento de la opinión pública empujaron al presidente de la AFA a ser drástico.

Porque además de Ceballos y Marcelo Aumente -el juez asistente que cobró offside en el gol de Marco Ruben, pero no utilizó el mismo criterio para marcar posición adelantada en el que marcó Chávez-, apartó de las designaciones a Miguel Angel Scime, Director de Formación Arbitral.

Por eso hasta que termine la competencia regular, los referís serán controlados por Víctor Blanco, titular del Colegio de Arbitros y presidente de Racing.

“En la final de la Copa Argentina perdimos todos. Le dije a Scime que tome medidas con Ceballos. Su error nos cayó mal a todos”, disparó Segura en Radio Rivadavia. Y aunque no lo dijo públicamente, los pasos a seguir terminarán con la carrera del juez de 37 años. Ceballos hará un descargo en AFA y se le rescindirá el contrato con la indemnización correspondiente. La misma suerte correrá Aumente.

Scime, por su parte, ya no tendrá injerencia en las designaciones. El Colegio de Arbitros se hará cargo de los sorteos. Y aunque hace ruido que Blanco sea el encargado del ente rector, el presidente de Racing apuntó: “Yo sólo voy a supervisar”. Del bolillero se encargarán Rubén Mattiauda (Racing), Mariano González Palazzo (Boca), Jorge Arias (River), Marcelo Habib (AAA) y Ramón Vicentella (SADRA).

FuenteClarín
Artículo anteriorUn adolescente murió en Belén y otro está muy grave
Artículo siguienteProgreso Campeón