Un concurso permite dormir en un espacio ambientado como el set de grabación de la serie.

 

Airbnb, el sitio que permite alquilar cuartos de casas, o departamentos, como alternativa a los hoteles, lanzó un concurso para mexicanos que permite al ganador y dos acompañantes pasar una noche en una casa decorada como si fuera el set de grabación del Chavo del 8; el lugar, en el DF, es propiedad de Roberto Gómez Fernández, el hijo del fallecido Chespirito. Aunque el patio central está ambientado como en la serie televisiva, las habitaciones tienen un diseño más moderno, y alejado de lo que uno supone los departamentos de la serie, que gracias a su longevidad le generó una fortuna en ganancias a Televisa a lo largo de la dos décadas que estuvo al aire, sumado a las repeticiones que se hicieron luego de su final, en 1992.

Artículo anteriorMurió Andy White, el primer baterista de Los Beatles
Artículo siguienteLas Cataratas celebraron su cuarto aniversario como Maravilla del Mundo