Un niño de 6 años falleció este domingo en el Hospital Interzonal de Niños Eva Perón de Catamarca, tras ser picado por un alacrán en la vivienda que compartía con su familia en la localidad de Santa Rosa, departamento Valle Viejo, confirmaron autoridades del ministerio de Salud provincial.

Según fuentes policiales y del mencionado centro de salud, el pequeño estaba siendo secado por su madre con una toalla, cuando manifestó que algo lo había picado en la espalda, motivo por el cual sus progenitores lo trasladaron rápidamente al Minihospital de Valle Viejo, a unos 10 kilómetros al este de la capital.

Una vez allí y por la «gravedad del caso», el pequeño fue derivado al Hospital de Niños Eva Perón, donde se lo asistió con cuatro cargas de suero. «Lamentablemente su cuadro se complicó por una reacción alérgica», aseguró una fuente del Ministerio de Salud y de la policía provincial.

Desde la Dirección de Medicina Preventiva, dijeron que «la picadura de estos arácnidos no es directamente mortal, pero la urgencia con la que la persona sea atendida será de lo que dependa la vida de la misma».

Algunas de las primeras manifestaciones del emponzoñamiento son: intenso dolor, mareos, vómitos, sudoración excesiva, taquicardia, dolores abdominales, pérdida momentánea de la visión y el equilibrio.

En ancianos, niños, alérgicos o personas débiles, puede provocar la muerte.

Recomendaciones para prevenir las picaduras de alacranes

Ante el incremento de la actividad de alacranes se debe principalmente al aumento de las temperaturas.

Los alacranes suelen esconderse entre piedras, en resumideros, cúmulos de escombros o leña, huecos en las paredes o pisos, entre otros lugares. Por lo tanto, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No caminar descalzo.
  • Sacudir la ropa y los zapatos antes de vestirse, y la ropa de cama antes de acostarse.
  • Separar las camas de la pared.
  • Tener precaución al revisar cajones o estantes.
  • Observar el piso del baño antes de bañarse.
  • Cubrir con tela metálica los resumideros.
  • Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.
  • Mantener limpio y ordenado el interior del hogar y libre de malezas una superficie amplia alrededor de la casa o campamento.
  • No acumular leña, ladrillos o escombros cerca de la vivienda.
  • Dentro de lo posible, revocar paredes, tapar grietas en pisos, paredes y techos.

La peligrosidad de los alacranes depende tanto de la variedad del animal como de la edad y el estado de salud de la persona afectada, así como de la cantidad de veneno ingresada en el organismo del afectado. Por esta razón, es de gran utilidad reconocer el tipo de alacrán que causó la picadura, a fin de orientar al médico tratante.

Cómo identificarlos. Los alacranes tienen hábitos nocturnos y están activos todo el año, aunque con mayor intensidad en épocas de alta temperatura. Durante el día se ocultan debajo de piedras y troncos o en las cuevas que ellos escarban.

Se ubican tanto en lugares periféricos como en barrios cercanos al centro, especialmente en terrenos baldíos, galpones y sitios donde se acumulan escombros. Pueden colonizar sitios dentro de las viviendas, tales como caños de desagüe (baños), contrapisos o marcos de aberturas.

Todos los alacranes (también llamados escorpiones) poseen veneno para inmovilizar a sus presas, pues se alimentan de insectos, arañas, cucarachas y pequeños vertebrados. El veneno se encuentra en dos glándulas situadas en la cola y comunicadas con el aguijón.

Consulta médica inmediata. En caso de que una persona haya sido picada por un alacrán, o lo sospeche, debe concurrir inmediatamente al centro de salud más cercano y, en lo posible, llevar el animal para su identificación. Es importante no realizar tratamientos caseros, ya que el profesional médico será quien, en base a su evaluación, sugiera la terapéutica indicada.

Captura del animal. La importancia de contar con los ejemplares implicados en estos accidentes radica en que, de esta forma, el personal médico pueda identificar rápidamente de qué tipo de alacrán se trata.

También cabe recordar que el antiveneno se produce únicamente en base a la toxina del alacrán.

Para capturar los alacranes es necesario extremar las medidas de seguridad para evitar picaduras. La forma más práctica y segura de capturarlos es con recipientes de boca ancha, teniendo en cuenta los siguientes pasos:

  1. Colocar el frasco sobre el alacrán.
  2. Una vez que el animal quedó atrapado, deslizar una hoja de papel grueso o cartón por debajo del frasco -hasta tapar toda la circunferencia de la boca del recipiente.
  3. Dar vuelta el frasco, sosteniendo cuidadosamente el papel o cartón para evitar que se deslice e impedir que el alacrán escape.
  4. Cerrar adecuadamente el recipiente y llevarlo al centro de salud.