Un conocido atleta del departamento Tinogasta pidió públicamente que la Justicia resguarde su integridad física y la de su familia, porque dijo ser objeto de amenazas constantes por parte de personas anónimas que le realizan llamadas en forma diaria.

No obstante, fuentes judiciales confirmaron que el joven había radicado la denuncia por amenazas, que aseguraba, provienen de su ex mujer, con quien tiene hijos en común.

Según el deportista, personas se presentan en su casa, donde vive con su madre que es mayor de edad, con cualquier pretexto y con el fin de intimidarlo.

Además, aseveró que sufre persecución de vehículos particulares. Según relató el atleta, hasta llegaron a emitir dos disparos al aire durante una noche cuando ingresaba a su casa, lo que fue denunciado en la justicia local.
Sin embargo, sostuvo que ha pasado un mes y que «el hostigamiento continúa y la policía no hizo nada. Recibo amenazas por parte de dos personas, provenientes de teléfonos celulares que los denuncié tanto en la policía como en Fiscalía, pero hasta hoy sigo esperando. Yo vivo con mis hijos y con mi madre, que es una persona mayor y también ellos corren riegos por esto que estoy viviendo”.

El joven aseguró que jamás tuvo enemigos, «tengo sospechas de algunas personas, pero es solo eso. Yo no tengo enemigos, ni problemas con nadie. Aporté los datos a la policía para que ellos investiguen”, dijo refiriéndose a una situación de separación con su ex pareja.

El hombre dijo: «Mi madre tiene miedo y ahora anda una camioneta blanca que me la tiraron dos veces, aun cuando andaba con mi hija. La sospecha que tengo es hacia el entorno familiar. Lo único que pido es que se resguarde la integridad física de mis hijos», concluyó.