El Frente Cívico y Social (FCyS) despidió el 2015 con una cena a la que asistieron dirigentes de primera línea, como el presidente de la UCR, Amado David Quintar; legisladores nacionales y provinciales; el intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile; concejales y militantes. Sin embargo, se notó la ausencia de los dos principales referentes de esta fuerza: Eduardo Brizuela del Moral y Oscar Castillo.
Fueron numerosos los oradores, quienes en su mayoría unificaron el discurso en trabajar entre todos los sectores por la recuperación del gobierno provincial a futuro, al mismo tiempo que dieron amplio respaldo al gobierno nacional.
En el encuentro, Quintar le rindió homenaje al recientemente fallecido José “Machete” Balverdi, uno de los fundadores del FCS y aseguró que a pesar de tener pensamientos distintos, aunaron criterios para pensar “en la Catamarca que nosotros queríamos, de la paz, del amor”. En ese sentido, pidió a los presentes hacer el “juramento” para recuperar a la provincia para “vivir en paz, en una Catamarca distinta a la que estamos viviendo hoy”. Asimismo, pidió acompañamiento al presidente Mauricio Macri: “Creo que será un gran presidente”.
La diputada nacional Myrian Juárez, organizadora del encuentro, agradeció a todos que aceptaran la invitación. “La gente en la vida es lo que hace más que lo que dice. Cuando uno habla de compromiso y pluralidad, a esa dos palabras se las practica, no platica; por lo que mi más sincero agradecimiento es a los que aceptan y acuden a las convocatorias porque creen en la pluralidad”, dijo en relación a las notorias ausencias, en especial de la línea Celeste, ya que no había dirigentes de mayor peso político de ese sector.