Rafael Nadal y Novak Djokovic se clasificaron para la final del torneo de tenis masculino de Doha, que contará por lo tanto con su duelo soñado por el título y se disputará el sábado a las 12 del mediodía (hora de Argentina).

El español se impuso en la primera semifinal ante el ucraniano Illya Marchenko por 6-3 y 6-4, antes de que el serbio sellara su pasaje con un 6-3 y 7-6 (7/3) sobre el checo Tomas Berdych, tercer favorito del certamen.

Será 99na final en el circuito profesional ATP para Rafa, que espera resurgir en este 2016 tras un año a medio gas. La estrella ibérica comenzó la pasada semana la nueva temporada llevándose el título en el torneo de exhibición de Abu Dabi y ahora puede empezar con otro trofeo, ya en una cita puntuable para la ATP.

En Doha ha dado muestras de irregularidad y en dos de los partidos ha perdido incluso un set, el martes ante el español Pablo Carreño y el jueves en los cuartos de final ante el ruso Andrey Kuznetsov. De todos modos, contra Marchenko mejoró su imagen, aunque su rival es apenas el 94 del mundo, por lo que no pueden extraerse grandes conclusiones sobre el estado de forma del mallorquín en este inicio de curso.

«Volver a una final siempre sienta bien. Terminé el año pasado jugando bien y he comenzado así», celebró Nadal, que solventó su pase al último partido en poco más de una hora.

En Doha había llegado anteriormente dos veces a la final, con una derrota en la del 2010 ante el ruso Nikolay Davydenko y una conquista en 2014, superando en el último partido al francés Gael Monfils.

Artículo anteriorRecapturan al «Chapo Guzmán» tras su fuga
Artículo siguienteAraceli Montivero dejará el Martillo y sumará las pesas o halterofilia