El salteño Kevin Benavides (Honda) cerró una destacada actuación en el Rally Dakar 2016 al finalizar en el cuarto lugar de la clasificación general de la categoría motos, que consagró campeón por primera vez al australiano Toby Price (KTM).

En su primera participación en la prueba, Benavides obtuvo el segundo lugar en la especial de la 13ª y última etapa que unió Villa Carlos Paz con Río Cuarto, a 1 minuto y 41 segundos del ganador, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

El salteño, de 26 años, completó la prueba en 49 horas, 4 minutos y 2 segundos, a 54 minutos y 47 segundos de Price. El podio lo completaron el eslovaco Stefan Svitko (KTM) y Quintanilla.

«Estoy muy feliz porque terminé cuarto en mi primer Dakar. En algunas etapas tuve algunos problemas por pagar derecho de piso, pero creo que el balance es muy bueno», afirmó Benavides, entre lágrimas y abrazos del público al momento de su llegada.

«Me preparé mucho y si bien mi real objetivo era llegar entre los diez, logré finalmente estar dentro de los cinco y eso me deja realmente satisfecho. Después de Salta todas las etapas fueron muy difíciles, pero siempre intenté disfrutar al máximo esta experiencia, que será inolvidable», agregó.

En autos, Stephane Peterhansel sumó un capítulo más a su gloriosa historia en la prueba al conquistar el título en autos y alcanzar su 12ª consagración (había conseguido cinco en esta especialidad y seis en autos).

El francés (Peugeot) fue 11° en la última etapa, cerró la prueba con un tiempo total de 45 horas, 22 minutos y 10 segundos y aventajó por 34 minutos y 58 segundos al qatarí Nasser Al-Attiyah (Mini), ganador de la edición 2015, quien el sábado fue tercero, detrás del francés Sebastien Loeb (Peugeot) y del finlandés Mikko Hirvonen (Mini). El sudafricano Giniel De Villiers (Toyota) completó el podio.

«Esto es extraordinario. Siempre soñé lograr esta victoria con un fabricante francés (por Peugeot). Esta victoria va a figurar en mi top 3. Es demasiado pronto para tomar una decisión sobre lo que haremos a continuación. El último gran desafío en mi carrera era conseguir el mismo número de victoria en autos que en motos. Y ya está. No sé muy bien si me queda alguna motivación así de importante», sostuvo el francés, de 50 años, quien así abrió un interrogante sobre su futuro deportivo.

Artículo anteriorDiluvio cae en nuestra ciudad
Artículo siguienteLa foto del niño iraquí fanático de Messi que emocionó a todo el mundo del fútbol