El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, encabezó junto al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, el acto de entrega de 120 viviendas en el departamento de Albardón en donde destacó que “una de las prioridades del Gobierno es que cada familia Argentina tenga una casa o un departamento donde vivir con seguridad, paz y dignidad”.

“Tenemos que trabajar mucho, el Presidente, los gobernadores, los intendentes para cumplir con la responsabilidad por parte del Estado para facilitarle a esos millones de argentinos que puedan cumplir el sueño de la casa propia, y lo vamos a hacer: el Presidente tiene la obsesión de construir por lo menos un millón de viviendas en cuatro años”, resaltó el funcionario, que estuvo acompañado, además, por el secretario de Vivienda del ministerio, Domingo Amaya.

“Uno de los tres desafíos a cumplir en la presidencia de Mauricio Macri es llegar a pobreza cero. Y no hay nada como la casa propia para que una familia sienta que está pisando sobre suelo firme y comience a construir sobre eso una vida mejor, un futuro para sus hijos”, apuntó el ministro.

Frigerio, entregó 114 viviendas de prototipo simple y otras seis diseñadas para personas con discapacidad que fueron construidas a través del Programa Federal de Vivienda “Techo digno”, con una inversión de 53,3 millones de pesos.

Además, el ministro inauguró otras obras de infraestructura social y edilicia para la ciudad como la conexión de la red de agua potable, alumbrado público y veredas municipales.

“Para cualquiera de las 120 familias, estos anuncios no son solo palabras, sino que van a tener un impacto en su vida diaria y eso es lo más importante. Muchas personas van a poder empezar una nueva historia y para mí es una enorme satisfacción poder ser testigo de este momento tan importante de sus vidas”, remarcó Frigerio.

Artículo anteriorSe presentó la edición XXXVIII del Yokavil 2016
Artículo siguienteLucía Corpacci recibió al intendente Gustavo Jalile