En Villa San Roque, el Delegado Miguel Mamaní, acompañó al intendente hasta el Olivo Centenario, el que se encuentra totalmente abandonado y ya se proyectó su reacondicionamiento.

Cercano a éste lugar, se encuentra el camping del distrito, a la vera de la Ruta 60, en él se observaron signos de falta de mantenimiento y también destrozos provocados por manos anónimas que no valoran su utilidad.

7 asadores a los que les extrajeron las parrillas correspondientes, luminarias rotas, así como los bancos y 12 mesas, es lo observado en esta visita.

La tarea será reponer estos elementos, trabajar en el desmalezamiento, iluminación, pintura y reparación perimetral del lugar.

Artículo anteriorNóblega visitó Santa Rosa
Artículo siguienteNóblega visitó el puesto de control por ruta 3