Los dueños del kiosco de drogas desbaratada el miércoles pasado en el departamento Tinogasta le vendían estupefacientes a menores.

La investigación surgió en base a denuncias de vecinos, quienes celebraron el procedimiento realizado el miércoles pasado en un domicilio ubicado en el Barrio 24 de Septiembre de la localidad de Santa Rosa.

En el lugar, se logró incautar varios envoltorios de nylon listos para comercializar, que contenían 221 gramos de marihuana, una licuadora con restos de la misma sustancia y dos teléfonos celulares.

Los investigadores y el personal de la Dirección de Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia no podían creer que adolescentes (no trascendió la edad) llegaban al lugar a comprar y recibir impunemente la droga de parte de los malvivientes, a quienes se le secuestró la suma de 8.880 discriminados en billetes de distinta denominación, producto de la venta.

Artículo anteriorTras la suspensión por la lluvia, River y Quilmes se jugará este lúnes
Artículo siguiente40 mil personas en el show de los Rolling Stones