Una mujer de 37 años salió en horas de la tarde de su casa y sus familiares horas después, alertaron a la policía la ausencia. Fue encontrada camino a la Cuesta de Zapata.
En horas de la tarde de ayer, vecinos de la calle Copiapó se encontraban movilizados ante el pedido realizado por parte de una familia del lugar de apellido Gordillo, que se encontraban desesperadas por la ausencia de un familiar.
Alrededor de las 20:00 horas frente a la plazoleta 14 de Agosto, un grupo de vecinos se solidarizaron con la familia e intentaron buscar a una mujer de unos 37 años de edad, que según dijeron, la familia habría notado su ausencia y en los posibles lugares donde habría podido dirigirse, no estaba.
La policía fue alertada, así también como las autoridades judiciales de fiscalía, Grupo de Rescate Tinogasta, y la búsqueda se hizo de inmediato más exhaustiva por diferentes zonas de la ciudad.
Pasadas las horas, cerca de las 23:00 horas, en la Comisaría Departamental llegaron las noticias que habían dado con el paradero de la mujer. Extraoficialmente, aunque todavía son datos preliminares, se presume que la mujer habría sido víctima de un secuestro por parte de dos personas del sexo masculino, las que habrían trasladado hacia la zona norte de la ciudad, en proximidades de la Cuesta de Zapata, donde personal de Investigaciones de la policía local, la encontró tras seguir datos que habría dado la familia.
Finalmente, la mujer fue alojada en el Hospital Zonal, a fin de corroborar su estado de salud.

Artículo anteriorChina confirmó el primer caso de Zika
Artículo siguientePapa Francisco en la audiencia general: Jubileo es abrirse con valentía al compartir