Real Madrid le ganó 4 a 2 al Athletic Bilbao, escaló en la tabla y le metió presión al Barcelona, el único líder de la Liga Española, que mañana enfrentará al Celta de Vigo en el Camp Nou.

El Merengue pegó primero y bien rápido. A los 2′ Cristiano Ronaldo abrió el marcador con una jugada individual que terminó con un remate certero que se metió en el palo más lejano del arquero Iraizoz.

El primer tiempo se planteó un partido de ida y vuelta. Ninguno tuvo el dominio total de la pelota y el juego tuvo una dinámica entretenida para el público presente en el estadio Santiago Bernabéu.

A los 9′ un grave error de Varane generó el empate del conjunto vasco. El defensor francés tocó la pelota para atrás con intención de dársela al arquero pero agarró mal parado a Keilor Navas. Costarricense llegó a desviar la pelota de un manotazo pero el balón quedó servido para que Eraso ingresara solo por el área chica y marcara la igualdad.

El Bilbao tuvo la posibilidad de pasar al frente con un potente cabezazo de Aduriz que Navas alcanzó a despejar al córner. El equipo local atacó al Real Madrid por las bandas y encontró en los costados el lugar para desequilibrar a su rival.

La respuesta inmediata del Madrid se concretó con un cabezazo de Danilo en el área chica que Iraizoz tapó bien parado debajo de los tres palos. Pero con el pasar de los minutos el Real ganó intensidad en su juego y comenzó a traspasar la última línea vasca.

A los 37′ James Rodríguez se perfiló para sacar un zurdazo desde la medialuna y metió la pelota junto al palo más lejano del arquero del Bilbao. El 2 a 1 fue un golpe certero del que le costó levantarse al conjunto visitante.

Sobre el final de la primera mitad, Toni Kroos amplió el marcador y logró el 3 a 1 final. Con ese resultado parcial, el equipo de Zidane manejó la pelota más tranquilo y supo controlar el paso del tiempo para conservar el resultado.

En la segundo mitad, la intensidad del juego disminuyó y el Madrid tuvo la oportunidad de sentenciar la historia con un gol más. Lo hizo de la mano de Cristiano Ronaldo. A los 86′ selló la goleada en su casa. Elustondo achicó el margen tres minutos después pero al derrota ya estaba consumada.

Con este resultado, el Real sumó tres unidades y quedó a un punto del Barcelona, que aún adeuda dos encuentros. El triunfo mantiene al Merengue en la pelea y en los puestos de privilegio de la Liga Española.

Artículo anteriorLas Candidatas a Reina de la Vendimia 2016
Artículo siguienteColón goleó a Quilmes