El comercio mundial de armas convencionales aumentó un 14 por ciento entre 2011 y 2015 con respecto al lustro anterior, según un informe difundido el lunes por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

El estudio constata la supremacía de Estados Unidos como principal exportador mundial y el aumento de las compras en Asia y Oceanía y Oriente Medio, con India, Arabia Saudí y China como los mayores importadores en los últimos cinco años.

Estados Unidos mantiene su posición hegemónica en la venta de armas, con un 33 por ciento del total en el último lustro y una subida del 27 por ciento desde 2006-2010; seguido por Rusia, que acaparó el 25 por ciento global y experimentó un aumento similar.

China, con una subida del 88 por ciento, asciende a la tercera plaza por delante de Francia y Alemania, que registraron un descenso en las ventas, Reino Unido y España.

«Dado que los conflictos y tensiones regionales siguen creciendo, Estados Unidos mantiene su condición de proveedor de armas líder a nivel global por un claro margen», señaló en un comunicado Aude Fleurant, directora del programa de gasto militar del SIPRI.

Estados Unidos suministró armas al menos a 96 países el último lustro -con Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos como principales destinatarios-, y su industria militar tiene varios pedidos considerables pendientes, como la entrega de 611 cazas de combate F-35 a nueve países.

India fue el país que más armas adquirió entre 2011 y 2015, un 14 por ciento del total, por delante de Arabia Saudí, China, Emiratos Árabes Unidos y Australia, en una lista en la que seis de los diez mayores importadores mundiales pertenecen a Asia-Oceanía.

Esa región, donde se registró una subida del 26 por ciento en la última década, acaparó el 46 por ciento de las importaciones mundiales en 2011-2015.

Significativo fue también el aumento en Oriente Medio (61 por ciento), impulsado sobre todo por tres países: Arabia Saudí, con una subida del 275 por ciento; Emiratos Árabes Unidos y Qatar.

«Una coalición de Estados árabes está usando armas avanzadas, fundamentalmente producidas en EU y Europa, en Yemen. A pesar de los bajos precios del petróleo, está previsto que grandes entregas de armas continúen en Oriente Medio por contratos firmados los últimos cinco años», señaló Pieter Wezeman, investigador del SIPRI.

Las importaciones subieron un 19 por ciento en África, con Marruecos y Argelia como líderes, pero cayeron un cambio 41 por ciento en Europa y un 6 por ciento en América, aunque en Sudamérica la bajada fue del 19 por ciento.

Venezuela fue el principal importador sudamericano, si bien la mayor parte de las entregas estuvieron vinculadas a acuerdos firmados antes de 2010 y los pedidos han caído de forma acusada como resultado de la crisis económica.

Dos países sobresalen frente a la tendencia bajista general: Brasil, el tercer comprador en toda América, y México, que experimentaron subidas del 35 y del 331 por ciento, en el último caso provocadas por la lucha de las autoridades contra los carteles de droga, señaló el informe.

Rusia fue el principal exportador de armas a Sudamérica en ese lustro, con el 32 por ciento, seguido por Estados Unidos (16 por ciento) y Alemania (10 por ciento).

Artículo anteriorYa piensan en desarrollar la red 5G
Artículo siguienteMujeres enamoradas: cuáles son los errores más comunes