El presidente Mauricio Macri reveló detalles de su charla de 22 minutos con el papa Francisco, la primera vez que se reunieron desde la asunción presidencial. En ese marco, le expresó su «preocupación por unir a los argentinos y dejar atrás los rencores» y tratar temas como el narcotráfico y la corrupción.

En conferencia de prensa desde la embajada argentina ante la Santa Sede, Macri recordó también que había invitado al papa a visitar el país, pero indicó que Francisco le comentó que «por cuestiones de agenda este año era imposible» pero dijo que lo «iba a hacer lo antes posible».

«Para mí fue el contacto de dos viejos conocidos, como hacíamos cuando estábamos frente a la plaza de Mayo y yo era jefe de gobierno porteño y él me recibía» en su despacho de la curia, añadió. Macri también dijo estar «contento» porque sabía que «cuando necesitemos un apoyo de él lo vamos a tener».

«Le comenté mi gran preocupación por unir a los argentinos, dejar atrás los rencores y trabajar en agenda común de futuro para resolver los problemas del país, especialmente la pobreza y el narcotráfico», dijo el mandatario tres el frío y protocolar encuentro.

Asimismo, apuntó que coincidió con Francisco en que «de nada sirve toda la capacidad de construir si falta el debido componente de solidaridad». «Hay que sumar la mayor cantidad de gente posible a esta Argentina que crece y ayudar a aquellos que no puedan acceder», añadió.

En ese marco, resaltó que le indicó al Papa que esperaba «seguir trabajando junto a la Iglesia argentina en este tema, ir virando a un país de pobreza cero y por ese motivo fue muy importante haber coincidido en la importancia de estar juntos y unidos».

Además, el Jefe de Estado relató que el Papa «habló de la importancia de recuperar la cultura del trabajo en el país, algo que nosotros estamos pregonando». Francisco, recordó, «está preocupado por la integración de los chicos, a través del estudio y del deporte y alejados de los males de la calle».

Acerca de la situación económica y social, Jorge Bergoglio le dijo a Macri en «términos de consejo» que «tenga paciencia, que no dude enfrentar los problemas graves de fondo que tiene la Argentina y señaló al narcotráfico y corrupción que hace mucho daño destruyendo oportunidades para el que menos tiene».

Además, dijo que el Papa le insistió con que «le interesa que continúe» el programa Scholas y le garantizó el apoyo del gobierno nacional. «Necesitamos un Estado que funcione, con eficiencia y transparencia, y un país que se integre al mundo», acotó y remarcó que «no hay chances de que eso ocurra si el Estado es un botín de guerra de los partidos políticos o del gobierno de turno».

Artículo anteriorPapa Francisco en el rezo del Ángelus: Jesús, nos invita siempre a la conversión
Artículo siguienteQué le regaló Mauricio Macri al papa Francisco