Mercedes-Benz construyó la máxima expresión del auto blindado. Fabricó el Mercedes-Maybach S 600 Guard para convertirlo en el auto más seguro del mundo. Una etiqueta atribuida tras haber sido certificado con el más alto nivel de blindaje para un vehículo civil. El sedán de lujo recibió la inédita calificación VR10, correspondiente a la máxima protección balística de la historia. Ideal para el transporte protocolar de los grandes ejecutivos, mandatarios o jefes de estado o para aquel que quiera viajar a resguardo y disponga de unos aproximados USD 514 mil.

El Salón del Automóvil de Ginebra será la pista de lanzamiento del auto más seguro del mundo. Para obtener este inaudito nivel de protección balística, el equipo de ingeniería de la compañía alemana debió concentrarse en las partes más vulnerables del coche. En especial a las partes que supongan una transición entre materiales y aberturas. En términos concretos, toda la superficie del vehículo puede resistir balazos de rifles de asalto, incluyendo toda la carrocería y las ventanas. Plásticos de alta resistencia como el kevlar y compuestos químicos como el poliuretano protegen a los ocupantes del coche contra elementos externos y ataca fundamentalmente potenciales esquirlas que se filtren al interior. Los cristales, específicamente, están recubiertos con policarbonato y a pesar de su estructura laminada permite una buena visibilidad. A su vez, incorpora una considerable cantidad de acero en las cavidades entre el bastidor y la parte exterior, capaz de soportar explosiones. En las evaluaciones, el Mercedes-Maybach S 600 Guard fue calificado con el rango ERV 2010 en la categoría resistencia a explosivos.
Los pasajeros de la fila trasera dispondrán de un mayor espacio con sus asientos individuales
Una de las más atractivas prestaciones que entrega el coche no militar más seguro del mundo es que apenas se distingue de su hermano convencional. A golpe de vista no ofrece diferencia la versión blindada del vehículo fabricado en serie. Prestación cabal de esta berlina estrella en caso de que el propietario quiera pasar desapercibido con un vehículo impermeable al disparo de balas de núcleo endurecido calibre 7.62. Sus dotes, que la convirtieron en el vehículo civil más seguro del mundo, se corresponden con el valor que alcanza esta limusina blindada: alrededor de USD 514 mil, más impuestos.
En comparación al Clase S estándar, el modelo blindado dispone de una longitud mayor. El coche crece 20 centímetros hasta llegar a los 5,45 metros de largo y 3,36 metros de distancia entre ejes respecto al vehículo de serie. Los pasajeros posteriores se beneficiarán de un incremento dimensional que le proporcionará una habitabilidad suprema: los asientos se aposentan retrasadas en su posición para incrementar la protección y la privacidad. Una símil limusina dotada por habitáculos lujosos que garantizan máxima confortabilidad y que responde ante eventuales ataques con una protección inédita para vehículos civiles.
También cuenta con neumáticos reforzados de tipo run flat para poder circular aún habiendo pinchado
Semejante estructura de defensa le suministra una importante cantidad de peso extra al vehículo. Para ello, la compañía alemana equipó al Mercedes-Maybach S 600 Guard con el mismo equipamiento que mueve al S 600 convencional: un motor de V12 de 6 litros y 530 CV.

Mercedes-Benz tiene una extensa tradición en vehículos blindados desde que lanzó en 1928 el Nürburg 460, el primer auto papal que la compañía alemana le entregara a Pío XI en 1930. A partir de ese acontencimiento la firma se convirtió en uno de los principales prestadores de protección contra disparos y explosivos. En la actualidad, su gama de modelos anti ataques está compuesta por el Mercedes-Benz G 500 Guard (certificado balístico VR7), el GLE 350d 4MATIC Guard y el GLE 500 4MATIC (calificación VR4 o VR6).

Artículo anteriorApertura al ciclo lectivo 2016 en las escuelas de Tinogasta
Artículo siguienteDr. Alanis recibió al intendente Nóblega a la sesión