La Secretaria de Desarrollo Social del municipio de Fiambalá Dra. Mariela Leiva anunció que «nos veremos obligados a tirar abajo y volver a construir el Centro Comunitario de Saujil ante la peligrosidad que representa por las fallas de construcción que tiene. Nos vimos en la obligación de suspender el servicio de comedor en el lugar porque el Salón no puede albergar a nadie» dijo la funcionaria.

En la actualidad se cocina para el servicio de comedor infantil y se entregan viandas.
Por su parte el delegado municipal Alejandro Pereyra dijo «desde que nos hicimos cargo de esta gestión de gobierno, nos dimos con un salón completamente fuera de uso.

Hicimos un relevamiento y nos damos con fallas muy grandes entre ellas que la construcción no posee estructura como encadenados superior o inferior, los dinteles fueron hechos con cuchillas de máquinas viales y así una serie de defectos que no permiten su uso y la única salida es tirarlo abajo» sentenció.

La situación de Saujil se suma a la denunciada públicamente por la propia intendente Róxana Paulón sobre la facturación e inauguración de un salón en la localidad de Río Grande y donde sólo hay unos cuantos bloques amontonados.

Artículo anteriorDesciende más la temperatura
Artículo siguienteInauguran el Centro de Documentación Rápido en Fiambalá