Como cada año y ante las bajas temperaturas en la provincia, el comité de I.R.A.B. (Infecciones Respiratorias Agudas Bajas) conformado por distintos organismos de la cartera sanitaria y del sector privado, vienen manteniendo encuentros a los fines de planificar estrategias de prevención sobre estas enfermedades.

Por ello, debemos: Mantener los ambientes ventilados y favorecer la limpieza. No fumar en espacios cerrados. Completar el calendario de vacunación. Mantener la lactancia materna. Controlar el buen funcionamiento de las estufas. Lavarnos las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar alcohol en gel. Al toser taparnos la boca con el pliegue del codo.

Así también, es importante que los grupos de riesgo deban vacunarse contra la gripe (personal de Salud; embarazadas, en cualquier momento de la gestación; puérperas hasta 10 días después del parto, si no la recibieron durante el embarazo; todos los niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas por al menos 4 semanas); niños y adultos de 2 años a 64 años con enfermedades respiratorias, cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos y trasplantados, personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, y personas con insuficiencia renal crónica en diálisis; personas mayores de 65 años; convivientes de enfermos oncohematológicos; convivientes de bebés prematuros menores de 1.500 gramos, entre otros).

Signos de Alarma

Por otro lado, las pautas de alarma a tener en cuenta para la consulta precoz y evitar complicaciones son: Rechazo del alimento. Dificultades para dormir. Agitación. Silbido en el pecho. Fiebre. Vómitos. Sube y baja la panza muy frecuente. No automedicarse.

Ante estos síntomas consultar inmediatamente al pediatra en hospitales y centros de salud más cercano.