Se comenzó a trabajar en la construcción de la senda peatonal que tendrá 2.800 metros de longitud aproximadamente y que está ubicada en forma paralela a la ruta nacional 60, desde el arco de ingreso a la ciudad hasta la curva antes de llegar al Río Colorado, en el acceso sur. La obra fue concesionada a Metalúrgica y Constructora Tinogasta, de Alberto Niz, y se prevé que tendrá un plazo de ejecución de 3 meses, aunque esto podría variar con las dos obras complementarias que se realizarán.
Ayer estuvo haciendo un recorrido de obra el intendente Sebastián Nóblega con el equipo técnico y confirmó que está prevista, además, la construcción de descansos que contemplen gimnasios al aire libre, algunos juegos, bancos y estacionamiento en ambas terminales de la senda. «La senda peatonal se enmarca en el parque natural protegido, que es un espacio que tendrán los tinogasteños para poder caminar. Le queremos agregar unas obras anexas a la senda, como la parquización y la intervención de los gimnasios al aire libre con plazoletas; para nosotros esto es muy importante para el ingreso a nuestra ciudad», dijo el jefe comunal.
El pedido de la construcción de un espacio al aire libre y sin riesgos para que la gente que sale a realizar deportes o largas caminatas diarias fue una promesa de campaña. Son muchas las personas que a diario utilizan las banquinas de las rutas, tanto la nacional 60 como la provincial 3, para poder ejercitarse, con el riesgo que esto implica, mucho más tratándose de una ruta que es internacional y el tránsito es asiduo.
También se estuvo visitando el templo San Juan Bautista, que será refaccionado íntegramente por el municipio. «Ya contamos con el proyecto de refacción y remodelación completa» explicó Nóblega.
Artículo anteriorFinalizo con éxito la 3ra edición del Fiambalá Desert Trail
Artículo siguienteEl Desert Trail Makalu reunió 500 participantes