En la apertura del Grupo D de la Copa América Centenario, Panamá consiguió una victoria fundamental ante Bolivia. El conjunto centroamericano tuvo un buen desempeño y se impuso por 2-1 en Orlando.

En su estreno absoluto en el certamen continental, Panamá apostó a ser protagonista desde el inicio. Los dirigidos por Hernán Darío Gómez apostaron a jugar con la pelota por el piso y así lograron doblegar a un rival que mostró escasos pergaminos.

En solo diez minutos, los panameños acumularon chances como merecer ampliamente la ventaja. Primero, con un tiro libre de Torres que el arquero Lampe llegó a mandar al córner y, luego, con un centro pasado desde la izquierda de Blas Pérez que Cooper agarró de volea y que se le fue por arriba.

Pérez iba a ser encargado de marcar el 1-0, tras una mala salida del fondo boliviano. Panamá robó, abrió la pelota por la izquierda y Quintero mandó el centro para la entrada goleadora del delantero, que le pegó de primera ymandó el balón al fondo de la red.

Panamá estuvo cerca de ampliar la cuenta, nuevamente a través de Pérez, pero el arquero le tapó su anticipó a los 20′. Los dirigidos por Gómez eran superiores a su rival y no se conformaban con la mínima diferencia.

El segundo tiempo se jugó bajo condiciones climáticas adversas, por la copiosa lluvia y los fuertes vientos. Los centroamericanos tomaron la iniciativa nuevamente y parecían tener todo controlado, pero un error en la defensa iba a complicar sus planes.

En el minuto 8′, a la salida de un tiro libre, Cummings falló en el rechazo, dejó la pelota corta en el área y Juan Carlos Arce aprovechó para poner el 1-1.

Aún con algunas dudas en la contención, Panamá insistió por la victoria. En ofensiva, los de camiseta roja mostraban mayor peso que su rival e intentaban desnivelar con un aceitado circuito de mitad de cancha para adelante.

Los del «Bolillo» intentaron hasta el final. Tras una muy buena acción colectiva, Quintero tuvo su chance, pero se topó con la buena cobertura del arquero. Luego, Tejada desperdició su chance en el área chica al definir por arriba del travesaño tras un rebote que había dado Lampe.

A tres minutos del cierre, Panamá iba a llevarse el premio por nunca haber bajado los brazos. Arroyo se escapó por la derecha y mandó el centro para otra aparición certera de Blas Pérez, quien sentenció el 2-1 final.

Los dirigidos por Gómez ganaron ante el rival que estaban «obligados» a vencer ya que, luego, se enfrentarán a dos poderosos como Argentina y Chile. Los del Altiplano, en cambio, complicaron seriamente sus chances de avanzar a la próxima instancia del certamen.

Artículo anteriorPresencia de Desarrollo Social en zonas afectadas del este Provincial
Artículo siguienteCopa América: Argentina tuvo una sólida actuación y venció a Chile en el debut