La Municipalidad de Tinogasta a través de la Secretaría de Producción, llevo a cabo una campaña de vacunación antirrábica a cerca de 80 bovinos en la zona norte del Departamento, más precisamente en la localidad de San José.

Este operativo se origina por un pedido realizado de los vecinos y productores de la zona, por tal motivo fue la Secretaría quién solicitó la presencia del personal de SENASA y la Secretaría de Ganadería de La Provincia, los cuales una vez en Tinogasta, procedieron a efectuar vista del lugar, para posteriormente confirmar la detección de murciélagos vampiros, conocidos también como desmodus rotundus, que suelen ser quienes transmiten la rabia en los animales.

A partir de allí, arribaron las vacunas para llevar adelante la vacunación preventiva que suele hacerse de inmediato.

Vale mencionar que también formó parte de este operativo y dependiente de la Secretaría  de Producción, Recursos Naturales del municipio, con el aporte valorable de técnicos, docentes y alumnos de la escuela Agrotécnica, que participaron  del operativo.

Estos animales habitan desde hace años en casas abandonadas y cuevas, a la vez que se diferencian de los murciélagos vampiros con los comunes, por las ‘eces y los colmillos’.

Según lo informado por el Secretario de Producción, Ernesto Andrada, “La campaña de vacunación fue importante y positiva en cuanto al fin que era confirmar primero la existencia de los murciélagos en la zona y puntos específicos, y después realizar las gestiones ante SENASA para la llegada de los especialistas en el tema, cosa que fue satisfactoria a nuestro requerimiento y en especial de los productores de la zona que estaban preocupados por la situación, que fue atendida en la inmediatez posible”, dijo.

En tanto que Dardo Morales, a cargo de Recursos Naturales agregó: “Indudablemente la presencia de los murciélagos vampiros detectados fue un tema que nos preocupó desde el momento que nos enteramos, ahora con esta campaña realizada, hemos dado un paso fundamental, y esto no queda acá, seguiremos controlando de cerca este tema, porque desde SENASA nos comunicaron lo peligroso que se convierten los murciélagos cuando son invadidos por las personas en el intento por combatirlos, se vuelven agresivos y suelen atacar a las personas. Obviamente esto no ha ocurrido porque ellos habitan en lugares alejados a la población”, comentó.

Artículo anteriorCopa América: Uruguay se despidió con una goleada por 3-0
Artículo siguienteCronograma de pagos: martes 14 de junio de 2016