Eurocopa – Portugal vs Islandia

El hielo contra el fuego. Con esta imagen presentó el partido la UEFA en las pantallas gigantes de Geoffroy Guichard, teatro de un octavo de final de antología entre Argentina e Inglaterra en el Mundial 1998. Y así fue. Pasado media hora de juego, Nani se encargó de calentar el partido con el primer gol de la noche, luego de un centro de la derecha de André Gomes. El partido parecía bien encaminado para los compañeros de un discreto Cristiano Ronaldo, con doce remates a favor y solo dos en contra. A la estrella del Real Madrid, solo le faltaron unos centímetros para empujar la pelota en el arco, unos minutos antes del gol de Nani. Volvió a los vestuarios corriendo, sin haber demostrado su mejor versión.

Cinco minutos después de la vuelta al escenario de los veintidós actores, Birkir Bjarnason se tiró para empatar y enfriar el entusiasmo lusitano. Desde entonces, los ataques de Portugal se repitieron como olas en el campo islandés. Aguantaron como pudieron los guerreros venidos de la isla del extremo norte de Europa. Con 330.000 habitantes y solo. 100 jugadores profesionales, Islandia (34 en el ranking FIFA) participa por primera vez a una competencia internacional. En el estadio de Saint-Etienne, los alentaron alrededor de 7000 hinchas (lo que corresponde a 2% de su población). Recorrieron más de 4000 kilómetros para presenciar el debut de su selección en el torneo continental y cuando se terminó el partido, se quedaron durante varios minutos para cantar.

En el segundo tiempo, entraron Ricardo Quaresma, la eterna promesa, y Renato Sanches, la nueva adquisición del Bayern Munich, una perla con gran futuro. No cambiaron la historia. Faltando cinco minutos para el final, Cristiano tuvo una oportunidad de darle la victoria a su país, pero falló en su cabezazo. La sorpresa tampoco es total: antes de sorprender a los semifinalistas de la última Eurocopa, Islandia le ganó dos veces a Holanda en su grupo de clasificación, apartando a los terceros del Mundial 2014 del camino hacia Francia. Turquía y Republica Checa también cayeron.

Si bien el equipo de Lars Lagerback buscó llevar el partido a la zona lusitana, la calidad de Cristiano Ronaldo, la velocidad de Nani y los remates de media distancia de João Moutinhomantuvieron en jaque a Hannes ThorHalldorsson. A medida que transcurrió el tiempo, el arquero tuvo más exigencias en el Stade Geoffroy-Guichard de Saint-Ètienne.
Recién a la media hora, el combinado de Fernando Santos consiguió abrir el marcador. Un preciso centro de André Gomes facilitó la tarea del atacante surgido de las Islas de Cabo Verde para que se establezca el 1 a 0. Portugal imponía su jerarquía con autoridad, en la Eurocopa.

En el complemento los lusitanos se durmieron y losnórdicos llegaron al empate. El descuido defensivo de Vieirinha le permitió a Birkir Bjarnason emparejar las acciones después de un centro pasado de Johann Berg Gudhmundsson. El frío polar invadió a la ciudad francesa que organiza esta edición de la Eurocopa.

El desconcierto portugués fue tan intenso que el pleito permaneció abierto hasta las últimas circunstancias. El cabezazo del galáctico del Real Madrid a las manos de Halldórsson ejemplificó el aspecto anímico de un seleccionado que nunca supo reponerse al sorpresivo golpe islandés. Además, en los contragolpes comandados por Böðvarsson tuvo que aparecer RuiPatrício para evitar lo que hubiese sido una escandalosa derrota. A pesar de la justicia del empate,Islandia festejó y Portugal se lamentó. En las calles de Francia se brindará con whisky el primer punto conseguido en la historia del certamen continental.

Artículo anteriorCampaña de vacunación en el norte de Fiambalá
Artículo siguienteCronograma de pagos: miércoles 15 de junio de 2016