El vicepresidente de San Martín de Tucumán amenazó, en un medio radial, con suspender el partido por la falta de seguridad para el plantel.  Adelantó que esto está digitado por el presidente de Unión Aconquija y Vicegobernador de la Provincia, Octavio Gutiérrez «.

Ante este situación, dijo De Camilo, que llamó al Consejo Federal para solicitar la suspensión del partido y que se reprograme  para otro día.

De Camilo manifestó que la delegación estuvo tres días sin salir del hotel por la falta de seguridad. «Infantería está a 300 metros cuidando a los pobladores, mientras que nosotros no tenemos ni un policía”, indicó.

Por su parte, agregó que fueron sometidos a permanente tipo de violaciones durante el viaje a Andalgalá. «Esto no quedará así, y un precio van a pagar porque somos un equipo con más de 106 años de historia «, dijo molesto De Camilo. En este sentido, agregó que presentarán imágenes y documentación del maltrato.

«Siempre nos trataron mal. Sufrimos vejámenes de todo tipo,  y lo que es peor, es el manejo  poco claro que tiene el presidente de Unión Aconquija, Octavio Gutiérrez «,dijo .

Denunció  que desde anoche les tiraron bombas cerca de la habitación de los jugadores. «Esto hace quedar muy mal a la provincia”, dijo, y reiteró que sea cualquiera el resultado esto no quedará así.

Por último, manifestó que es una lástima que ante una final, que es una fiesta del fútbol, deban vivirse este tipo de situaciones. Es muy triste”, enfatizó.

El partido se jugará a partir de las 16:00.

Artículo anteriorRecuperan valiosos elementos
Artículo siguienteCerro Negro, de a poco, se convierte en un pueblo fantasma