Luego de que comenzaran a circular los nuevos billetes de 500 pesos, los delincuentes comenzaron a hacer de las suyas y adaptaron sus ardides para adueñarse del dinero ajeno.

La flamante variante del «Cuento del tío” ya se usa en provincias como Córdoba, donde los medios se hicieron eco de varias denuncias de ese tenor.

En esta ocasión, haciéndose pasar por familiares lejanos o empleados públicos, llaman por teléfono generalmente a gente de la tercera edad y les dicen que van a cambiar los billetes de 100 pesos que tenga la víctima por los nuevos de 500, ya que las numeraciones de los primeros están a punto de caducar y quedarán fuera de circulación.

Seguidamente, se ofrecen a hacer los cambios a domicilio para simplificar el trámite, para lo cual suelen mandar a un tercero.

Para evitar ser víctima de un «Cuento del tío” lo mejor es cortar las llamadas en caso de recibirlas, no brindar información personal de cuentas bancarias por teléfono y denunciar a la Policía estos intentos. Además, es recomendable poner al tanto del engaño a las personas adultas.

Artículo anteriorEstado de Rutas Nacionales: 04/07/2016
Artículo siguienteSe vive el invierno más lluvioso y húmedo de los últimos 22 años